Foto de Acción!06MAD (2006) del artista íngles Andre Stitt

Cuerpo, el arte que soy

"Nuestro cuerpo es un instrumento de acción" decía el filósofo, escritor y Premio Nobel, Henry Bergson. En los años 50 el francés Yves Klein convertía a modelos femeninas en pinceles vivientes, trazando la huella de sus cuerpos cubiertos de pintura; en 1992, Nieves Correa cuando tenía 32 años realizó carteles en los que aparecía una foto de sí misma y la leyenda PUBLIC-ART 1960-1992, Treinta y dos años de experiencia en el campo de la comunicación visual; La artista francesa Orlan ha transformado sus rasgos faciales y su cuerpo con cirugía "estética", haciendo de los quirófanos su estudio y entendiendo su propio cuerpo como su principal marco de expresión.
Los ejemplos son innumerables, tanto como las relaciones entre el arte y el cuerpo, el arte y el artista. Si bien, la performance, el arte de acción, el happening aparece como una de las prácticas artísticas más comprometidas con el yo del artista, pues suele ser él el protagonista básico de cada pieza; el artista pasa a ser sujeto y objeto de la obra de arte. En definitiva, el artista deviene su propia obra de creación, al tiempo que el público se convierte en coprotagonista de la acción. No obstante, en un arte que camina por sí mismo, los enfoques y los matices de quienes lo practican y desarrollan son diferentes.Te proponemos un breve recorrido por la performance en nuestro país a través de algunos de sus protagonistas.

Hilario Álvarez y Nieves Correa Artistas multidisciplinares, organizadores de manera independiente y conjunta de festivales, programas y encuentros en torno al arte de acción. Directores técnicos y artísticos de Los Encuentros Internacionales de Arte de Acción Acción!Mad, que en 2008 se celebrarán los jueves y viernes de noviembre; entre otros estarán Ben Patterson, Jack van Poppel (Niki the Bastard), Helgue Meyer, Eugenie Kuffler, Pere Noguera...

¿Los performers son la obra de arte? Hilario: Las operaciones que se ha hecho la artista francesa Orlan responden a eso perfectamente. Nieves: Son siempre la obra de arte en sí misma. Es decir, a diferencia del Teatro, en el Arte de Acción no hay Representación. Lo que sucede, sucede con todas sus consecuencias y con toda consciencia/inconsciencia. Yo soy lo que yo hago, lo que yo hago soy yo, no hay frontera; y si la hay se inclina, en mi caso y como artista, hacia la Acción. Creo que soy más yo en mis Acciones que en mi vida cotidiana.

Al exhibir lo cotidiano, la vida, ¿En qué lugar se sitúa el ego? H: En el mismo en el que cada artista lo tenga. Hay perfomers humildes y los hay super-super yoistas. Como en la vida misma. N: "Yo o ego, se define como la unidad dinámica que constituye el individuo consciente de su propia identidad y de su relación con el medio; es, pues, el punto de referencia de todos los fenómenos físicos." ¿Es posible entonces diferenciar el ego de la vida misma? ¿Es posible diferenciarnos a nosotros del arte que producimos por muy "distanciado" que este nos pueda parecer? El It was it No. 4, de Joseph Kosuth rezuma es mismo ego que los autoretratos de David Nebreda sólo que desde diferentes puntos de vista.

¿Cuál es el protagonismo del espectador? H: Depende mucho de la acción y del artista, pero si se puede decir que la relación  y el protagonismo del espectador son mayores que en cualquiera de las artes clásicas. N: El público de la Acción forma parte de la propia Acción, es indisoluble de ella y nunca es un público pasivo. Interacciona desde lo consciente y desde lo inconsciente y el artista es consciente de su presencia y de sus estados de ánimo porque son parte del proceso de construcción de la Acción.

www.accionmad.org
Foto de Acción!06MAD (2006) del artista inglés Andre Stitt

TRES

Tres

Artista multidisciplinar, cuya investigación, exploración y práctica gira en torno al silencio sin atenerse exclusivamente a su condición física. Oculta su nombre, su físico y su personalidad. Participó en nuestra entrega de Premios "En silencio" en el  X Aniversario de El Duende el 2 de junio de 2008 en Las Naves del Español (Matadero Madrid).

¿Qué exhibición haces de ti mismo en tus obras? Intento que sea mínima. Desaparezco en la oscuridad o detrás de una máscara. La ocultación de mi propia personalidad ha sido hasta ahora una constante en mi trabajo.

¿Qué lugar ocupa el cuerpo, en tu obra y en particular en la serie fotográfica "Estoy muerto"? Un lugar secundario ya que el objeto y objetivo central es el propio silencio como presencia. Minimizar mi propia presencia física es un reto apasionante y una forma de silenciamiento en sí misma. Por ejemplo, caminar sin hacer ruido es a veces una necesidad en mis acciones. La quietud del público es otras veces crucial. Así, las personas asistentes a un "Concierto para Apagar" acaban experimentando los sonidos interiores de su cuerpo en un viaje auditivo que va de fuera adentro. En general, me interesa mucho el público, su actitud y sus reacciones. Hay que tener en cuenta que el silencio ambiental puede ser percibido como una presencia que trasciende lo meramente acústico, y ese silencio está conformado por la suma de todos los silencios activos de los presentes.

Con "Estoy muerto", ¿Qué tratas de transmitir? Mi propio cuerpo, aparentemente sin vida, es el objeto central. No hay silencio como el de un cuerpo sin vida y eso es lo que intento transmitir, "el gran silencio final". Es un poco burlar la muerte y eso resulta enormemente tentador.

www.elsilencio.com

Foto: El Silencio III (por Chua Chye Teck)

Bartolomé Ferrando

Performer, poeta visual y profesor de performance y arte intermedia en la Facultad de Bellas Artes de Valencia. Miembro de Flatus Vocis Trío, Taller de Música Mundana y Rojo. "Estoy centrado en la poesía concreta, visual, sonora y procesual. He seguido con interés la evolución del letrismo y de la poesía semiótica. Por eso mis performances se centran más en la palabra. Las denomino performances poéticas. Recurro a la música, entendida como elemento visual y objetual, o encajada en el lenguaje hablado y voceado, que también es música."

¿Qué lugar ocupa el cuerpo en sus performances? Me interesa el cuerpo como elemento neutro, matérico, que establece relación con otros materiales en el espacio de la performance. Me alejo en lo posible del comportamiento y actitud del actor teatral. Estoy totalmente en contra de cualquier tipo de manifestación narcisista. Procuro reducir al mínimo este tipo de manifestación, a veces patológica, aunque sé que todo arte escénico contiene algo de narcisismo.

¿Qué exhibición hace de sí mismo? Intento intervenir como si fuera un material que entabla relación con otros.

¿Cuál es el protagonismo del espectador? Cada vez soy más partidario de recuperar la participación del público, pero intentando que vaya más allá del mero juego. Mis últimas acciones son, casi en su totalidad, participativas,  aunque en otras piezas actuales de poesía sonora basada en la improvisación, no hay participación física alguna; tal vez sólo mental.

Foto: El Silencio III (por Chua Chye Teck) · www.bferrando.net
Texto Mónica Caballero

Cuerpo, el arte que soy