Simon Frankart el artista francés que, en 2014, lanzó en Instagram su proyecto de dibujo personal llamado "Petites Luxures".

Nike Sportswear presenta la nueva colección Space Hippie, cuatro nuevos modelos de calzado exploratorio construidos con “basura especial”.

 

SkullCandy acaba de anunciar el lanzamiento de cuatro nuevos modelos: Push Ultra, Indy Evo, Indy Fuel y Sesh Evo.

Amasa lanza una propuesta de brunch que combina productos dulces y salados que se puede personalizar y enviar a toda España.

El Cannabis ha llegado al léxico de las rutinas cosméticas para quedarse. Está claro que la gran riqueza biológica de esta planta genera distintos activos para tratar nuestra piel.

Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

<
>

Gran homenaje a los periodistas musicales con "Havana 7. Historias que cuentan"

El pasado martes a las ocho de la tarde el Teatro Calderón se convirtió en un hervidero de gente, en concreto de caras conocidas de la prensa y el mundo musical –como Johnny Cifuentes (Burning), Christina Rosenvinge, Señor Chinarro o Virginia Labuat-. Más de trescientas personas se sentaron en las mesas de cabaret del espacio, pero no había función ni un concierto, aunque la cosa se parecía a esto último: era la segunda edición de HAVANA 7. HISTORIAS QUE CUENTAN, una serie de eventos que  homenajea el arte de la conversación y a los profesionales de la comunicación y la cultura, y en esta ocasión rendía tributo a los periodistas musicales, las orejas melómanas que nos guían desde la prensa.
 
Todo estaba dispuesto para que un cartel de leyendas españolas de esta rama del Periodismo –Diego Manrique, Oriol Llopis, Juan Claudio Cifuentes y Beatriz Pécker- saltase a la palestra del escenario, fantásticamente decorado, como en cada edición del proyecto, simulando el salón de una casa, para hablarnos precisamente de eso, de cosas caseras: nos abrieron el backstage de su trabajo, nos contaron sus mejores anécdotas profesionales, bajo la batuta del presentador Alberto Granados.

Así, Oriol Llopis, todo un icono de la prensa rock que firmaba en Vibraciones en los setenta y los ochenta, recordó cómo aterrizó en esta profesión, con el arte con el que lo cuenta todo y despertando el ánimo de los asistentes, que terminaron jalonando a los ponentes como si de estrellas de rock se tratara: “Con catorce o quince años, escuché que hablaban de una estrella rockera que había estado a punto de  romper unos altavoces a golpe de batería. Rápidamente me di cuenta de que  quería saber más de aquello, hablar con esas figuras artísticas“.

No obstante, ninguno de los miembros del cuarteto se confesó mitómano, aunque Juan Claudio Cifuentes Cifu, el comentarista más importante de jazz de nuestro país, recordó que “le pedí a Art Bakley que me firmase veinte discos  de una tacada“. Es más, Diego Manrique, seguramente el  periodista musical español más conocido, comentó que a menudo los músicos son bastante déspotas. “En un encuentro con Paul McCartney no nos dejaron pedirle autógrafos porque, según me informaron, él, con lo millonario que es, no quería que luego los revendieran en eBay“. Si bien Beatriz Pécker, la mítica  presentadora de Rockopop, aclaró que no se puede generalizar, pues “alguien tan grande como Leonard Cohen tuvo conmigo un comportamiento exquisito cuando lo entrevisté, y muchísima paciencia, ¡porque yo hablo un inglés espantoso!“. Por su parte, Llopis reveló que "lo único que pedía Mink DeVille era que sobre el piano hubiera un ramo de rosas"
 
También repasaron nombres que admiraban como estrellas pero los defraudaron en persona, como Miles David en el caso de Cifu: “Recuerdo cuando lo  entrevisté. Es una de mis entrevistas favoritas por lo mucho que me gustaba el sonido de Miles, pero él era terrible, siempre intentaba quedar por encima de ti“,  comentó. Y analizando los casos en que la cosa va más allá de la mera entrevista, Manrique  “desaconsejó“ hacerse amigo de un músico porque “significa pasar a ser parte de su maquinaria de marketing. Yo apenas tengo teléfonos de cantantes; mejor,  porque Sabina una vez me llamó a las tres de la mañana para que le redactara una crónica“. Un punto con el que  discreparon Cifu, que reveló que muchos músicos jóvenes de jazz lo llaman  “padre“, y Beatriz Pécker, que habló de su íntima amistad con Luz Casal, "una  mujer muy original en todo lo que hace y dice“, la definió. Y pasando del artista a su entorno, los conferenciantes recalaron en el tema que de la  “payola“, esto es, el intento que hacen las discográficas por presionar a los periodistas para que entrevisten a quienes promocionan. Manrique recordó que  “me pidieron que hiciera una entrevista a Paloma San Basilio a cambio de una  nevera“.
 
En fin, una ristra de historias que se aderezaron con vídeos proyectados en la gran pantalla. En uno, otra docena de grandes profesionales del ramo, como Javier Gallego, Maurilio De Miguel, Julio Ruiz, Federico Volpini, Fernando Íñiguez, Jesús Ordovás, Javier Díez o Mariano Muniesa, contaron sus propias anécdotas profesionales. En otro, músicos como Jorge Pardo, Lichis o Alberto Pla, hablaron de  la prensa musical, un vídeo con el que se rieron muchísimo los asistentes. También sonaron las canciones favoritas de los ponentes (Blue train en el caso de Cifu, Singing in the rain en versión de John Martyn en el caso de Manrique, Shake some action de Flaming groovies en el caso de Llopis e In crowd, de Lewis Trio, para Pécker). Y por supuesto, no faltó un original picnic para  los asistentes y cuatro variedades de perfect serves que Havana 7 creó ex profeso inspirándose en cada uno de los ponentes.

Una noche llena de historias que sigue al encuentro con que se inició este proyecto en febrero, dedicado al Fotoperiodismo, y al que seguirá otro en junio. Como para perdérselo. No te pierdas tampoco más historias y todos los vídeos de este proyecto aquí.

TEXTO: EDM.

FOTOS: Goyo Conde.

Gran homenaje a los periodistas musicales con "Havana7. Historias que cuentan"