Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

CARMEN BOZA. La mansión de los espejos

Mahou organizó entre el 21 y el 25 de octubre una propuesta musical original e inaudita: Música sin cobertura móvil. Una serie de conciertos en las salas Clamores y Galileo que buscaba la complicidad absoluta con el público sin las interferencias del 'wifi'. Carmen Boza fue una de las artistas que participó en la iniciativa, así que le preguntamos por la experiencia. 

'La experiencia en sí misma, bien; creo que la incapacidad impuesta de retransmitir la experiencia  permitió a los asistentes sumergirse de una manera mucho más completa en el momento que estábamos creando. En lo que a difusión se refiere, peor; por razones obvias, aunque puntualizando diría que no es por pereza que creo que repercute en la difusión, sino porque lo que motiva al público a compartir la experiencia no es darle difusión al artista en la mayoría de los casos, si no compartir su propia experiencia con sus seguidores. Por lo tanto, viéndolo así, esto pierde absolutamente el sentido si ha de contarse en retrospectiva. Supongo que no se puede tener todo.

¿Tu relación con las redes sociales? Ha sido plataforma  de  lanzamiento para tu trabajo, pero tendrá su lado 'invasivo'...
Sin duda, lo tiene, aunque diría que el lado invasivo de las redes sociales no es un problema de la herramienta, sino del usuario. En otras palabras: mi relación con las redes sociales es más un matrimonio de conveniencia que amor u odio.

¿Qué  es  La  Mansión  de  los  Espejos  para  alguien  que  no  haya  escuchado el disco?
Un conjunto de textos que exploran las que yo en este y otros momentos consideré que eran las más grandes cualidades humanas y que canto con relativa soltura, pero producido y arreglado de una manera exquisita por Toni Brunet.

¿Qué (o quién) te inspira para escribir?
Todo lo que tiene contacto conmigo de una manera u otra en la mayoría de los casos. Aunque si tuviera que ser concreta, diría que el dolor, como a la inmensa mayoría de los creadores, es mi mayor inspiración.

¿Lo que más te gusta de Madrid y lo que más echas de menos del sur?
De Madrid me encantan los cientos de bares de su padre y su madre que hay y la luz de la Gran Vía a las nueve de la mañana, que es precisamente lo que echo más de menos del sur: la luz.

¿España es un buen lugar para ser artista? 
España es un bonito país, se come bien y vives cómodo si no estás demasiado jodido por algún banco o por una mala decisión. Pero no sé si diría que es un buen lugar para ser artista precisamente por esto que enumero, la comodidad adormece el impulso creativo. 

Supongo que ningún lugar es bueno para ser artista y que serlo lleva intrínseco cierto grado de inconformismo, pero hay que ser demasiado valiente para todo. Modificaría, en primer lugar nuestra actitud pasiva y manida respecto a la cultura en particular y a todo lo demás en general; en segundo lugar el gravísimo IVA que los músicos tenemos que soportar.

Carmen Boza: 'De Madrid elijo los bares, del sur me falta la luz'