Advertisement

EL GRITO DE LARRA

Por Rubén Arribas

La gran ciudad ha cambiado tanto 
que las calles son de quien camina por encima del asfalto.
Esto no es fácil, sé que te has dado cuenta.
Sólo tenemos 17 y nuestros zapatos están gastados.

Sigo buscándote en cualquier esquina de la gran ciudad,
si alguna vez tropezaste conmigo, 
dime que me recuerdas
como camaleón amante, romántico suicida, duente errante
Sin ti...

Soy tu Hotel de las letras,
tu silencio de teatro, 
tu cine a ciegas, 
una canción que cura,
el suspiro de una escultura
el grito de Larra en un graffiti bajo la luz de la luna.
Contigo...

Una epístola sin vida,
una carta vacía,
un papel en negro,
un poema sin besos en una botella metida,
navegando sin rumbo por aguas del manzanares.
Sin ti...

Sin miedo.
Contigo.

La Gran Ciudad.
Sin ti.
Mi ciudad.
Contigo. 

*Esta editorial contiene una canción para ti. Manuela Soriano hace tiempo que puso en marcha un proyecto para crear canciones personalizadas y por encargo. Para celebrar nuestras 150 ediciones queríamos ponerle música al texto editorial. Escúchala! 

Editorial. El grito de Larra