Advertisement

cabecera_XL

Ante, Sobre, Tras, el escenario
Han escrito, programado o interpretado las obras que tú has visto durante estos últimos 10 años. El Duende les ha pedido que echen la vista atrás (y hacia delante).
Texto: Luis Pérez Gil
xl_blanca

Blanca Portillo, actriz

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Estaba en el Festival de Almagro, estrenando “No hay burlas con el amor”.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Tener la sensación de haber mantenido un criterio a la hora de elegir trabajos. De todos los que he hecho en esta década me siento orgullosa.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Lo mejor ha sido el cambio experimentado por el Teatro Español. De la mano de Mario Gas y su equipo ha vuelto a ser un punto de referencia. Lo peor... prefiero ser positiva, de los errores se aprende.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. La consolidación de unos cuantos jóvenes autores que han traído aire fresco. Además, el posicionamiento de los actores. Hay cada vez más actores que producen y crean sus propios proyectos, adoptando un papel mucho más activo. Y lo más interesante es que cada vez acude más gente a las salas, y el público es más exigente.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Mi deseo es que gane en salud. Por lo tanto que haya más capacidad de aventura, de investigar y de riesgo.

Foto: Sergio Parra.

xl_luis_olmos

Luis Olmos, director del Teatro de la Zarzuela

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Estaba dirigiendo un programa doble de Federico García Lorca, en Teatro de la Danza. Además de atender a mi labor de docencia en la Escuela de Teatro y de preparar un siguiente proyecto “Delirio a dúo” de Ionesco.

1. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Haber cumplido con mis compañeros al frente de Teatro de la Danza, y dirigir numerosos proyectos como “El Verdugo” o “Las bicicletas son para el verano”. Además, he tenido el placer de colaborar con otras compañías como la Nacional de Teatro Clásico, con Sara Baras o con el Teatro de la Zarzuela. Precisamente en verano del 2004 fui nombrado Director del mismo. Fue un honor participar y poner en pie la celebración de los 150 años de existencia de este querido teatro.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Creo que la salud del teatro en Madrid es buena, gracias sobre todo al ánimo de los profesionales. Pero ha pasado por altibajos. La Cultura, en general, tiene precarios presupuestos en nuestro país.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. Más que de “evolución”, hablaría de fenómenos aislados donde se aprecian talentos y trabajos estupendos. Creo que los teatros alternativos son un caldo de cultivo valiosísimo. Y a los niños hay que atenderlos más con un buen teatro. Esta labor pienso que sí se está empezando a conseguir.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Puestos a soñar, me gustaría que se deje fomentar el teatro entre los niños o los jóvenes, que se les eduque con él y en él. En definitiva, que se atienda al Teatro del futuro. Que los interpretes de ese futuro teatro sean versátiles, que se formen bien. Que se valore este arriesgado trabajo. Que se llenen los teatros de buenos espectáculos y de espectadores…Que nuestra cultura teatral vaya tomando más cuerpo no sólo en estos diez, sino más allá.

xl_vicky_pena

Vicky Peña, actriz


1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Estaba tramitando los permisos para traducir y representar La reina de la belleza de Leelane. Además trabajaba para el Teatre Nacional de Catalunya.  Ahora estoy a punto de estrenar en el Valle Inclán “Después de mí, el diluvio”, de Carlota Subirós, una mujer que escribe textos complejos, que hablan de la realidad y jamás rehuyen el conflicto.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Lo mejor ha sido la incorporación de nuevas compañías fuera del circuito habitual Madrid-Barcelona. Lo peor, la incorporación de franquicias escénicas, y no me refiero sólo al musical, que no han aportado nada.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Me siento feliz de todo lo que he hecho. He tenido parones, pero puedo decir que han sido diez años en permanente satisfacción.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. Creo los principales rasgos han sido la canalización, la incorporación de nuevas voces procedentes del mundo de la televisión y que los actores han alzado la voz contra cosas tan importantes como la guerra. Siempre hemos sido un grupo con una conciencia, una opinión, pero no siempre hemos ejercido nuestro derecho a expresarla.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Me gustaría que el teatro fuera algo serio, respetado, concebido como un servicio público. Y que las producciones de los centros oficiales salieran de gira por toda España para llegar a un público más amplio.

Foto: Ros Ribas

xl_gerardo_vera

Gerardo Vera, director del CDN

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Preparando mi cuarta película, “Deseo”.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Dirigir el Centro Dramático Nacional.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Lo mejor: Consolidación de Juan Mayorga como dramaturgo. Lo peor: Los espectáculos que nacen  a rebufo de los éxitos televisivos que desvirtúan la realidad.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. Diversidad, compromiso con la realidad y progresiva calidad.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Consolidando y profundizando en las tendencias que marcan las pautas de la escena española.

xl_javier_yague

Javier Yagüe, director de la Sala Cuarta Pared

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Estaba ensayando Las Manos, la primera parte de la Trilogía de la Juventud, que luego sería un fenómeno teatral y verían más de 500.000 personas.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Conformar un equipo que gestiona el proyecto de la Sala Cuarta Pared y que es el responsable de que hayamos podido llegar hasta aquí.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? La consolidación de muchos nombres y compañías que surgieron de las salas alternativas, que han sido compañeros de viaje  y que hoy gozan de reconocimiento de crítica y público. Lo peor ha sido el despilfarro económico en grandes eventos que duran un día y que no permite apoyar después económicamente los proyectos a largo plazo.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. El teatro de hoy es un teatro mestizo, es difícil catalogarlo dentro de un género, predomina el eclecticismo, la fusión, la mezcla, huye de dogmatismos. En definitiva es más libre y abierto.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Me gustaría que avanzase en esa línea. El teatro es un arte colectivo. No debe existir una dictadura ni de dramaturgos, ni de directores, ni de productores. Los géneros han quedado atrás, el teatro a la italiana debe convivir con otro tipo de propuestas espaciales y para ello hace falta una renovación de la arquitectura teatral. Pero la gran revolución pendiente es la educativa. Sin ella la cultura seguirá ocupando un lugar secundario en nuestro país.

Foto: Belén Cerviño

xl_els_joglars

Albert Boadella, director de la Compañía Els Joglars

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Estaba de gira con Dalí por varios escenarios europeos y latinoamericanos.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? De haber dejado de trabajar en Cataluña. Me quité un mal rollo tremendo y volví a tener ganas de trabajar.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Lo mejor ha sido el afianzamiento económico. Lo peor, la falta de concreción de la realidad, hemos huido a problemas virtuales, al refugio seguro de los clásicos. Y, por supuesto, la obediencia al poder.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. No ha habido mucho movimiento, Hay más espectadores y más montajes, pero menos transgresores. Lo que se ha ofrecido a los espectadores no ha tenido capacidad para cambiar los polos de pensamiento.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Me gustaría que el teatro se independizara de la administración política, que se convirtiera en una actividad de hombres libres y no existieran los preconcebidos de que te tienes que dedicar a un público. En suma, un teatro con menos medios, pero con más potencia de imaginación.

xl_asier_etxeandia

Asier Etxeandía, actor

1. ¿Dónde estaba y qué estaba haciendo hace 10 años, en 1998? Tenía 23 años y estaba en Bilbao, en la escuela de teatro. Era un momento precioso y estaba de okupa en un cuartel militar abandonado.

2. ¿Qué ha sido lo mejor que ha hecho usted en estos diez años, aquello de lo que se siente más orgulloso? Además de mi papel en Cabaret, mi trabajo con Tomás Pandur.

3. ¿Qué cree que ha sido lo mejor de estos últimos diez años en la escena teatral española y en particular la madrileña? ¿Y lo peor? Lo mejor ha sido la evolución. Madrid se ha convertido en la Barcelona de España con muchas cosas interesantes y arriesgadas. Lo peor, las manipulaciones políticas, cómo afectan a veces a quién o qué se representa.

4. Mencione los 3 o 4 rasgos que a su juicio caracterizan mejor la evolución del teatro durante estos últimos 10 años. El teatro en Madrid está en búsqueda, en progresión, en un cambio hacia la libertad que se está empezando a gestar.

5. ¿Cómo le gustaría que fuera la evolución del teatro en los próximos 10 años? Que fuera como en la antigua Grecia, un ritual sagrado para cambiar las vidas y mover al mundo. El arte es la mejor forma de comunicar directamente al corazón.

Foto: Mariona Villavieja

Ante. Sobre. Tras, el escenario