Advertisement

Fuentes del arte

La fuente fue durante siglos la piedra angular del arte público. Ahora que su presencia es puramente simbólica, repasamos los últimos acercamientos de los artistas españoles a tan venerable forma de aunar arte y agua.

Source - Javier Pérez (Galería Salvador Díaz)

Source, 1996. Javier Pérez (Bilbao, 1968) Porcelana, agua, materiales diversos. Busto surtidor que representa una fuente de información o conocimiento. Pura metafísica. Su autor se dio a conocer en Francia, donde expone desde 1994. Su obra se ha visto en el Guggenheim o  MNCARS y ha participado en la Bienal de Busan 2002. Su trabajo bascula entre la representación de lo que fluye y lo que permanece, dotándolo de un sentido escenográfico, dramático y gestual. Foto cortesía Galería Salvador Díaz

Watere - Tere Recarens (MUSAC)

Watere, 1999. DVD, 25” Tere Recarens (Barcelona, 1967). Un surtidor en la calle resulta siempre liberador. La artista lo sabe, es la prota del vídeo y la pieza resulta una invitación a cuestionar patrones. Recarens vive y trabaja en Berlín. Su trabajo, multidisciplinar y autorreferencial, ha sido objeto de una monografía en 2006 en el CAC Málaga y tiene obra en la colección del MUSAC. Ya sea en performances, instalaciones, dibujos, vídeos y fotografías, su vida cotidiana, llevada a la excentricidad, es protagonista de su trabajo. Foto cortesía MUSAC

Caso público: Fuente - Diana Larrea

Caso público: Fuente, 2002. Diana Larrea (Madrid, 1972), Intervención urbana con colorante alimenticio. La autora tintó en rojo las fuentes de Madrid en un acto estético que unía cinismo, combatividad política y reflexión social. Entre la performance, instalación, vídeo y fotografía, sus primeras piezas introducían perturbaciones en el elemento urbano, que continuaron cuando realizó una serie de obras con mitos cinematográficos referenciales, ubicando una Estatua de la Libertad semienterrada en una playa o cubriendo con pájaros la fachada de Casa de América. Ha recibido el premio de fotografía El Cultural (2003) y las becas Generación 2001 y Marcelino Botín.

Rain Space - Ana Laura Aláez

Rain Space, 2004. Ana Laura Aláez (Bilbao, 1964). Instalación de diversos materiales, agua y luz. 49 Bienal de Venecia. Geometrías idealizadas con una pared de agua que actúa como prisma para un arcoiris interior. La autora trabaja con las nociones de espacio, escala y emotividad cromática, y con su identidad. Sus instalaciones aúnan diseño, escultura, vídeo, fotografía y música, y se han proyectado para la Bienal de Venecia, Palais de Tokyo o el MNCARS.

Fuente - Fernando Sánchez Castillo (FNMAC, G. Hermans)

Fuente, 2003. Fernando Sánchez Castillo (Madrid, 1970). Fundación NMAC (Vejer, Cádiz). Una vieja furgoneta antidisturbios franquista varada en un lago, ridiculizada por su chorrito antes opresor y ahora banal. Una revancha, en sentido estricto. El autor es un artista de la memoria histórica que suele reflexionar, a través de elementos iconográficos y arte público, en torno a cómo el poder opresor ejerce su influencia. Recientemente ha sido objeto de una monografía en el MUSAC y acaba de firmar un proyecto escultórico para la Fundación Wanas (Suecia), invitado junto a Louise Bourgeois. Foto cortesía FNMAC por Gaetane Hermans

El perro de Tonetty - Eugenio Ampudia

El perro de Tonetty, 2006. Eugenio Ampudia (Valladolid, 1958). Aluminio, motor y agua. Ampudia marca territorio en el Artium con este perro y  le da una patada a la sacralización del arte. El museo y el artista son productos contaminantes. Es también comisario de net.art. En su obra de instalación ironiza sobre la sacralización de la cultura: por ejemplo, ha “incendiado” mediante proyecciones de fuego la Biblioteca Nacional o la de Alejandría.

Chamán - Eugenio Ampudia

Chamán, 2006. Eugenio Ampudia. Videoinstalación con compresor de agua. Joseph Beuys resucita fantasmal sobre una capa de agua, caminando con el paso mesiánico de “La revoluzione siamo Noi”. Gusta o asusta.

 El manantial de las ideas - Pilar Albarracín

El manantial de las ideas, 2000. Pilar Albarracín (Sevilla, 1968). Instalación de resina de poliuretano, agua, plantas y monedas. Si la fuente de los deseos los da a cambio de monedas, este manantial da ideas. Anhelo e ironía a partes iguales. Albarracín es más conocida como la mujer de las mil caras que como artista de instalaciones: su obra performática y videográfica la lleva a representar clichés del folclore patrio en una ácida vertiente desmitificadora.

Crown Fountain - Jaume Plensa

Crown Fountain, 2000-04. Jaume Plensa (Barcelona, 1955). Vidrio, acero inoxidable, vídeo, luz, madera, granito negro y agua. Millennium Park, Chicago. Un archivo fotográfico de los rostros de la ciudad que también es una piscina con un gran chorro que sale de un surtidor humano virtual y variable. Vinculado a una visión conceptual de lo sensorial, sus instalaciones suelen incorporar luz, sonido, agua y otros elementos inestables para apoyar ideas de trasfondo poético. Ha realizado colaboraciones escenográficas y su trabajo se ha visto en el Jeu de Pomme parisino o en el Museo de Arte Contemporáneo de Lyon.

Filtro de veneno - Jesús Palomino (Galería Helga de Alvear y Casa de América)

Filtro de veneno, 2005. Jesús Palomino (Sevilla, 1969). Tiene un deber de uso público insoslayable: filtra hechos políticos negativos. Palomino es honesto: da a los pobres lo que tiene. Realiza maquetas e instalaciones con una apariencia chabolista, deconstruida, povera. En sus máquinas ideales, o en sus maquetas combativas, suele evidenciar las contradicciones e injusticias del sistema social.

Texto: Guillermo Espinosa








 

Fuentes del arte