Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

El Libro Negro del Mar

Te damos la bienvenida a bordo de esta antologia de relatos inspirados en el mar. Para esta travesia editorial tan especial hemos querido enrolar a una tripulacion acorde con las necesidades del trayecto y a la que agradecemos su arrojo y entusiasmo. Son doce talentos de la escritura de una misma generacion que comparten camarote con doce talentos de la ilustracion -a una tinta, oscura como la del ron Kraken. Te deseamos una plácida travesía en la que quizá haya alguna que otra inevitable tormenta, entre paradisíacas playas, naufragos urbanitas, islas sorprendentes o siestas a la sombla de un cocotero. ¡Cuidado al asomarte a la barandilla con el oleaje, que levamos anclas!

ENTRAR

Selección de autores coordinada por Paloma F. Fidalgo

El Libro Negro del Mar