Advertisement

The Rider, cine indie en el oeste americano

En Duendemad hemos conocido a Fernando Guallar antes del estreno de la segunda temporada de Velvet Colección de Movistar+. ernando hoy es nuestro personaje Duendemad.

El fotógrafo Javier Aranburu (con n, nos recalca) se ha paseado cámara al cuello por varios continentes, pero lleva quince años retratando nuestra ciudad en el proyecto You love Madrid. 

Una madre con su hija en brazos, una abuela sonriente, una joven asiática y una simpática pelirroja pecosa. Ellas han sido las protagonistas de los exitosos carteles de San Isidro 2018. Unas alegres ilustraciones firmadas por la ilustradora Mercedes DeBellard con quien nos encontramos en las inmediaciones de la plaza de Tirso de Molina.

Estamos de enhorabuena. Tras editar seis discos, colaborar en el programa radio "El Mundo Today" o haber participado en montajes teatrales, Maika Makovski nos vuelve a sorprender y se pone frente a las cámaras para convertirse en la presentadora de "La hora musa", un nuevo programa de La2 que contendrá “música, música y música”. 

<
>

 

 
CRANIO
Spray y humor para denunciar injusticias 
 
Cranio (Sao Paulo, 1982) utiliza el spray -y el humor- para denunciar abusos e injusticias en Brasil y en todo el mundo. Sus indios forman parte del paisaje de Sao Paulo desde la década de los noventa y han traspasado fronteras. Su obra estará en la Feria de Arte Contemporánea Urvanity con la galería Vroom & Varossieau. Suya es la imagen de portada de esta edición de El Duende.
 
El mural de un niño hambriento con un disgusto épico frente a un balón de fútbol incomestible se viralizó como la pólvora y se convirtió en la imagen no-oficial del Mundial de Fútbol 2014. La imagen de Paulo Ito se erigió en símbolo de las contradicciones de un país que invertía en imagen y olvidaba su esencia. Pero la historia del arte/protesta y Brasil viene de antiguo. El artista Cranio interviene paredes de hormigón en la capital brasileña desde los años noventa para concienciar sobre el consumismo y el medio ambiente.
 
Su figura icónica es un indio del Amazonas representado con la bandera brasileña como taparrabos, la piel teñida de azul y mensajes furiosos contra un gobierno despreocupado por la selva amazónica y responsable de un capitalismo implacable. La obra de Fabio de Oliveira -aka Cranio; cráneo, en portugués- estará en la Feria de Arte Contemporánea Urvanity con la galería holandesa Vroom & Varossieau. La verborrea no es una de sus características destacables, pero su discurso es directo. Esto es lo que opina, en pequeñas pinceladas, sobre el arte y su arte.
 
El compromiso social es una constante en tu obra. ¿Crees en la responsabilidad del arte como altavoz crítico? No especialmente. Yo lo hago porque lo siento así, pero no creo que los artistas tengan que comprometer socialmente simplemente por el hecho de ser artistas. 
Y en tu caso personal… ¿Qué te motiva a ser tan crítico con cuestiones políticas y sociales? Simplemente registro la historia contemporánea. Mi trabajo es un espejo de lo que veo.
¿Los temas que más te inspiran? El consumo capitalista, las desigualdades sociales y la cultura indígena. 
¿Calles o galerías? La verdad es que me resulta indiferente. Me siento cómodo en galerías, calles, en los tejados de los edificios, el metro, descampados o playas… 
Si tuvieses que describir la evolución artística desde los años 90… Hace veinte años que el espray es mi herramienta de trabajo, la evolución ha sido más técnica.
Una ciudad que te inspire… Siempre Sao Paulo. Fue la ciudad en la que empecé y sigue siendo el lugar más atractivo para crear. Pero viajar es parte de todo: en abril participo en el Ultra Festival de Miami y en agosto expongo por primera vez en Chicago con la Vertical Gallery.
Y en Urvanity… ¿Qué veremos? Pintaré un mural y la galería Vroom & Varossieau presentará  varias de mis obras en la feria.    

Spray para denunciar injusticias