Advertisement

  • OBJETOS DE DESEO
  • De Campink con Schweppes

La icónica cantimplora Laken, la de aluminio forrada de tela, la de toda la vida, aquella que una y otra vez colgaba de nuestra mochila en todas las excursiones del colegio y en las mejores acampadas, vuelve. Y como no podía ser de otra forma, lo hace en color rosa y de la mano de Schweppes Pink.

“Campink” es una invitación a volver a conectar con nuestro yo más natural, más adolescente y dejarnos llevar por los recuerdos de las locas acampadas de la adolescencia.

Se trata de una alternativa totalmente ecológica a las botellas de plástico –es reutilizable y reciclable– y mucho más higiénica, ya que está hecha de aluminio libre de BPA, plomo y otras sustancias perjudiciales, es fácil de limpiar y notransmite ni retiene sabores ni olores. Por otro lado, y aunque también puede servir para acompañarnos en nuestras mesas de trabajo o en el gimnasio, la cantimplora pretende ser toda una reivindicación del campismo y del ocio al aire libre. Incluso su funda rosa, que al ser humedecida ayuda a mantener la temperatura del líquido contenido, lleva bordado un escudo con las características grosellas que dan vida a Schweppes Pink, haciendo alusión a las clásicas insignias scout.

La cantimplora incluye además un recipiente para servirSchweppes Pink, un mixer versátil, reducido en azúcar y elaborado a partir de grosellas e ingredientes 100% de origen natural, que se dirige a ese público joven, natural y consciente que busca sabores más afrutados en su copa y que rompe barreras y prejuicios respecto al consumo de día y de tarde. Puede tomarse solo, idealmente con hielo y una rodaja o un twist de naranja, o mezclarse con cualquier destilado blanco.

P.V.P: 55 €. De venta en Pinar (Calle de la Verónica, 15, 28014 Madrid).

 

OBJETOS DE DESEO: De Campink con Schweppes