ESCENA
Un peral entra por la ventana
DILEMAS CONTEMPORÁNEOS 

Por Andrés Castaño

Marcos Fernández Alonso tras cosechar buenas críticas y elogios con ‘Off’ vuelve a construir un texto fresco, libre y lleno de dinamismo y actualidad. De esas historias que nos tocan de cerca, de la vida y sus relaciones vitales. Y lo hace con la misma naturalidad que le caracteriza.

En este caso construye un enredo familiar, una pareja, el hermano y la madre. Cuatro personajes que aportan diversidad y su toque particular cada uno. Y una interpretación redonda del elenco de actores. La pareja representada por Antonio Romero y Maya Reyes resulta compacta en sus idiosincrasias y en su tipo de relación, vinculada con ese colectivo de cooperantes, que busca ayudar a los demás y contribuir a crear un mundo mejor. Pero también intuimos las zonas oscuras de la pareja.

Hay también una crítica a la burguesía y su manera de no involucrarse a la hora de contribuir al cambio. Algo también muy visto en la vida real. La familia tiene una casa familiar, un chalé con jardín, en el que un peral resulta traer un conflicto. Es en esa casa donde transcurre la acción, en un encuentro familiar.

El propio autor Marcos Fernández Alonso, representa al hermano, aparece como un mago, dando el toque exótico y creativo. Seductor y libre. Muy ágil y fresco también. María Segalerva representa a la matriarca y le impone un tono de mujer hecha a sí misma, excelentemente caracterizado y también ese punto frívolo de muchas burguesas pero a la par también un aire cultivado que le puede salvar de los juicios más conservadores.

La obra dibuja una familia moderna y actual con ciertos conflictos: el tema de la inmigración, la perdurabilidad de la pareja, la familia y el lugar en el mundo que ocupamos. Temas tan candentes como vitales y relevantes.

En mi caso no paré de reírme con  muchas de las situaciones. Los diálogos son frescos, inteligentes desternillantes. Fernández Alonso posee una facilidad para crear esas situaciones y desenvolverse con mucha soltura y pericia. Se maneja muy bien en esos contextos. En crear tensión cómica y también dramática. Y sabe dirigir muy bien a sus actores. Con los que se ve que tiene una excelente conexión.

En otro orden de cosas, la escenografía es sencilla y eficaz. Y la iluminación también ayuda a separar los espacios y a delimitar el foco de interés. Todo muy bien hilado y conectado.

Lo único que puedo criticar a Fernández Alonso es el título. Aunque éste sea evocador, romántico y muy ilustrativo de la importancia del peral en la obra. Remite a un tono más cercano a Delibes o a un cierto costumbrismo narrativo que no tiene mucho que ver con la obra en sí.

Un peral entra por la ventana pertenece a esas comedias con tintes dramáticos que resultan inteligentes, divertidas y que tienen su ápice crítico. Una combinación completa que convierte esta obra en una pieza muy recomendable. No se la pierdan, la disfrutarán y les dará que pensar.

  • Un peral entra por la ventana. Producción Nueve Norte Teatro.  
  • c/ Norte, 9. Madrid. 
  • Los jueves a las 20:30 en Nueve Norte

ESCENA: Comedia inteligente para disfrutar de un tarde de jueves