Simon Frankart el artista francés que, en 2014, lanzó en Instagram su proyecto de dibujo personal llamado "Petites Luxures".

Nike Sportswear presenta la nueva colección Space Hippie, cuatro nuevos modelos de calzado exploratorio construidos con “basura especial”.

 

SkullCandy acaba de anunciar el lanzamiento de cuatro nuevos modelos: Push Ultra, Indy Evo, Indy Fuel y Sesh Evo.

Amasa lanza una propuesta de brunch que combina productos dulces y salados que se puede personalizar y enviar a toda España.

El Cannabis ha llegado al léxico de las rutinas cosméticas para quedarse. Está claro que la gran riqueza biológica de esta planta genera distintos activos para tratar nuestra piel.

Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

<
>
  • ILUSTRACIÓN
  • Conociendo a Carmen Sánchez

Carmen Sánchez es ilustradora y está especializada en editorial y marketing. Sus ilustraciones tienen un brillo que conecta muy bien con el universo infantil/juvenil y transmiten picardía. Se presenta ella.

¿Cómo definirías tu estilo en tres palabras? Expresivo, mitológico y colorido.

¿Qué haces para mejorar como artista? Empleo bastante tiempo en ver Instagram y otras plataformas, álbumes ilustrados, pintores etc., para alimentar a diario la imaginación y no caer en lo rutinario.

¿Tienes alguna rutina de trabajo? Suelo trabajar por la mañana y parte de la tarde, no me autoimpongo metas inflexibles pero sí procuro aprovechar al máximo las horas a diario que hecho.

¿Qué querías ser de pequeña? Arqueóloga, a lo Indiana Jones.

¿Cuándo y por qué comenzaste a dibujar? Comencé a dibujar desde pequeña. Mi padre es pintor por afición y siempre estuve en contacto con ello y en el colegio era en lo que más destacaba, supongo que fue un proceso natural.

¿Cuál fue la primera ilustración que creaste y cómo la ves ahora? Si me remonto a cuando era pequeña sin duda un retrato de mi padre donde dibujé su pelo por detrás, ya que tenía calva, o unas historietas ilustradas a lo Indiana Jones con mi hámster Pichín, desde luego las veo con mucho cariño y con una imaginación que ojalá tener ahora.

Si miro una ilustración de hace unos cuantos años mi evolución ha sido bastante grande, aún guardo libretas donde exploraba mi estilo y aunque no me identifico actualmente con ellas sí veo ahí el esfuerzo y la constancia de mejorar.

¿Qué es lo más difícil de empezar? Lanzarse antes de tiempo es un error muy común porque entiendo que haya muchas ganas pero la ilustración es una carrera de fondo y hay que ahorrar esfuerzo y recursos. Muchos te dirán no o un “ya te llamaremos” pero no te lo tomes como personal y sigue caminando.

Explora tu estilo pero no te pierdas en el camino, piensa dónde te ves trabajando y estudia ese sector y a otros ilustradores.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido como ilustradora? Que necesitas aprovechar las oportunidades y que decir NO a veces sienta muy bien y es necesario para que no se aprovechen de ti.

¿Y qué consejo le darías a alguien que está empezando? Yo aún siento que estoy arrancando, este año sí que puedo decir que me siento fuerte en mi estilo y con las ideas más claras de lo que quiero hacer. Para mi ese sería el primer paso, un portfolio sólido y cuando te sientas segura de ti misma encontrar tu mercado y tu público y lanzarte a cualquier evento, editorial donde encajes o promocionarte por redes sociales (aunque esto último usarlo como un medio, pero no es lo esencial).

¿Qué es lo que hace buena una ilustración? Que comunique una idea, una emoción.

¿Has tenido alguna obsesión como dibujante? Al principio los ojos de mis personajes y las narices, siempre los hacía igual y me limitaban un montón por intentar “diferenciarme” pero cuando me quité esa obsesión exploré muchas otras maneras hasta que di con la que me gustaba.

¿Eres obsesiva con los materiales que usas para dibujar? Cuando trabajaba en tradicional sí. Al principio empiezas con lo básico pero luego te obsesionas con materiales nuevos que usan los ilustradores profesionales.

Para mí los mejores rotring son los Sakura y de papeles de acuarela para empezar Canson está muy bien y a nivel profesional el Arches de grano fino.

¿Prefieres trabajar en digital o en analógico? Antes era muy de acuarela pero con el tiempo me pasé al digital por las posibilidades que ofrecía, a mi gusto más amplias. Aunque siempre es bueno empezar a dibujar a tradicional para coger base.

¿A qué artista admiras? Admiro a muchos, desde Júlia Sardà, David Sierra, Aurelien Galván a Sendak o Arnold Lobel

¿En qué estás trabajando ahora? Acabo de terminar un encargo de ilustraciones para practicar la fonética.

¿Qué plataforma para mostrar tu portfolio tienes más al día? ¿dónde podemos seguirte la pista? En mi Instagram @ilustracarmen principalmente, a través de mi perfil podréis también echar un ojo a mi web www.carmensanchez.es

Y para terminar, recomiéndanos la cultura que te gusta. Mis gustos son bastante variados, los libros de Stephen King, Drácula de Bram Stoker, escuchar a QUEEN, The Rocky Horror Picture Show…

 

ILUSTRACIÓN: Conociendo a Carmen Sánchez