• TECNOLOGÍA
  • Los videojuegos de esta primavera
  • Por Alberto Corona · Foto: The Last of Us Part II

En los últimos años, la celebración de un pasado supuestamente magnífico se ha convertido en la gran protagonista del audiovisual contemporáneo, y los videojuegos no son una excepción. La primavera de 2020 se abre con esperadísimos remakes pero, por suerte, la creatividad ha encontrado otras vías de escape, dentro tanto del pujante mercado indie como de un Triple A deseoso de superarse a sí mismo.

“Okey”. Con esta única palabra, enigmática a la par que dolorosa, contestaba Ellie a Joel. Con ella terminaba The Last of Us hace siete años, cambiando para siempre la historia de los videojuegos y expandiendo las posibilidades del medio a un escenario totalmente nuevo, y bastante aterrador.

Pocas veces antes el público se había involucrado en una historia hasta tal punto, y de cara a su secuela los guionistas Neil Druckmann y Halley Gross no lo tienen nada fácil. The Last of Us Parte II se anuncia como “el juego más ambicioso en los 35 años de trayectoria de Naughty Dog” y, tras ser retrasado su lanzamiento en febrero, llegará a las tiendas el 19 de junio (la fecha del lanzamiento, inicialmente prevista para mayo se ha pospuesto) con el propósito de intensificar el impacto que dejó en nosotros la entrega original. Pasado algún tiempo de los sucesos de The Last of Us, ahora controlamos a Ellie donde las criaturas que acechan en las sombras distan de suponer la mayor amenaza: esa competencia le corresponde a los seres humanos supervivientes, y a las cosas terribles que son capaces de hacer para salvar su vida o la de aquellos a quienes aman. 

Según Druckmann, que vuelve a ejercer de director en este esperado exclusivo de PlayStation 4, si el primer juego hablaba del amor irracional que puede sentir un padre, y a los extremos inmorales a los que este puede conducir, The Last of Us Parte II girará en torno al odio. Y solo imaginar qué historia habrá desarrollado para vehicular tal idea es suficiente para echarse a temblar.

Final Fantasy VII Remake

Vuelven los 90

Sin salirnos del Triple A, nada más empezar la primavera tendremos un combo imbatible de remakes con varios rasgos en común: todos son japoneses, todos prometen ir mucho más allá del homenaje nostálgico, y todos se asientan sobre aquel imaginario noventero en el que la industria del videojuego dio sus pasos más decisivos.

Resident Evil 3, a la venta el 3 de abril, no habría sido posible sin el enorme éxito que supuso la nueva versión de Resident Evil 2 que Capcom lanzó a principios de 2019. En este caso, la obra a revisitar es un clásico de 1999 que entonces llevaba el título de Resident Evil 3: Nemesis, y que le daba el protagonismo a Jill Valentine en una Raccoon City más al borde del colapso que nunca. En su momento fue uno de los grandes juegos de la primera PlayStation, en dura pugna con otro juego mítico cuyo remake también está al caer. Hablamos, por supuesto, de Final Fantasy VII Remake (10 de abril) y nos llevará de vuelta a Midgar más de veinte años después del juego original. La posibilidad de una nueva versión de este juego estaba presente en la conversación de los gamers desde 2005, y por fin Cloud y sus amigos de AVALANCHA podrán enfrentarse a Shinra con un apartado gráfico de excepción y un sistema de combate más veloz e intenso, inspirado en los recientes esfuerzos de Kingdom Hearts. Square Enix, cómo no, está detrás de este megalomaníaco proyecto, teniendo planeado lanzar igualmente el 24 de abril otra explotación de una recordada marca. Se trata de Trials of Mana o, como se conoció en 1995, Seiken Densetsu 3, nuevo episodio de una saga muy relacionado con Final Fantasy en sus inicios (uno de sus primeros juegos incluía chocobos, de hecho) que hace dos años contó con otro remake: Secret of Mana. En esta ocasión la historia permanecerá íntegra, pero sus diseños originales experimentarán una conversión al 3D que realzará un colorista y encantador apartado estético. Uno que, sin embargo, no tiene por qué hacerle ascos a una encarnizada lucha por turnos, en la mejor tradición del JRPG.

Predator Hunting Grounds

Depredadores y hombres de hierro

El particular sentido del humor de la franquicia Disaster Report empezó a resultar incómodo en 2011, cuando el terremoto de Japón provocó la cancelación de su cuarta entrega, Summer Memories. No por casualidad, dicho juego quería ponernos en la piel de un ciudadano anónimo cuya entrevista de trabajo coincidía casualmente con el seísmo que asolaba una urbe inspirada en Kobe, pero una vez pasó el tiempo y el estudio Granzella se hizo con las riendas del proyecto, Disaster Report 4 pudo estar a la venta en 2018, y este 7 de abril llega por fin a las consolas de Occidente.

La temporada se presenta llena de juegos de acción desatada y exigente, como podría ejemplificar el Hellpoint (16 de abril) y promete destrozarnos los nervios con sus mecánicas a lo Dark Souls y una ambientación que coquetea con el horror cósmico. También, sacando máximo provecho a los nuevos avances técnicos, PS4 quiere proponernos una experiencia del calibre de Marvel’s Iron Man VR, donde a partir del 15 de mayo y gracias a la realidad virtual podremos saber qué se siente bajo la armadura de Tony Stark mientras surca los cielos y derrota a sus enemigos.

El objetivo de Predator: Hunting Grounds (24 de abril), por su parte, es que el multijugador asimétrico se convierta en un slasher viviente, con los usuarios cazándose unos a otros mientras Wasteland 3 (19 de mayo), nos arroja a otras realidades postapocalípticas donde el cooperativo puede ser una buena forma de salir adelante. 

© Marvels Iron Man VR

El miedo tiene muchas caras

Y es que los zombies no solo burlarán la muerte en The Last of Us Parte II y Resident Evil 3; de hecho, la influencia de este último es vital en Daymare: 1998. Todo un homenaje a la saga de Shinji Mikami, a estrenarse el 28 de abril, que comparte ambientación rural con Those Who Remain, indie de terror psicológico y confusiones con realidades alternativas que verá la luz el 15 de mayo. 

Someday You’ll Return, por su parte, propone un inquietante paseo por Moravia, en la República Checa, mientras el protagonista busca a su hija y rinde cuentas con su pasado. Estará a la venta el 14 de abril, y diez días después el jugador podrá ponerse en la piel de un astronauta perdido en la inmensidad del espacio dentro de Deliver Us the Moon, que por fin llega a consolas tras su celebrado paso por el PC.

Por último, el idilio del indie con el terror tendrá unas derivaciones de lo más inesperadas en Maneater (22 de mayo), donde podremos controlar a un despiadado tiburón que se alimenta de bañistas, y en Cloudpunk (23 de abril), nos pondrá en la piel de un repartidor en una ciudad futurista donde lo más terrorífico no es la altura de los rascacielos o la presencia de robots de inteligencia demasiado desarrollada sino, bueno, la precariedad laboral.  

 

TECNOLOGÍA: Los videojuegos de esta primavera