Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

La galería Cámara Oscura hace visible el fascinante trabajo de Hugh Mangum (Durham, EEUU, 1877-1922), hoy día considerado como “el fotógrafo que unió a América”.

El artista español Gonzalo Sicre, estrenó su obra 'El mapa infinito' en una inauguración virtual que tuvo lugar el pasado sábado 9 de mayo.

<
>

lavabo Calice de Bruna Rapisarda para Regia

El diseño más íntimo

Hemos querido que los servicios de nuestra fiesta estén “diseñados” por la diseñadora milanesa Bruna Rapisarda. Nos alegra la vista sus diseños coloristas y atrevidos.

¿Cuál de sus diseños nos recomendaría para integrarlo en los servicios del lugar donde se desarrolla nuestra fiesta? No tengo dudas: el lavabo “Calice” de la firma Regia (en la foto) sería ideal para una ocasión de este tipo, adapto tanto en la versión transparente y colorada, pero también en la un poco más atrevida revestida con una lamina de oro . O en alternativa el mueble Juke Box… pero solo por como lo hemos bautizado.

Sus diseños conjugan elegancia y sencillez con algunos destellos traviesos que aportan calidez, tanto en formas como en color. ¿No cree que en el mundo del Diseño es demasiado serio? A lo mejor sí, y es por esto que normalmente mis proyectos reflejan mi carácter y mi índole; estoy siempre a caza de novedades.

Si en la balanza funcionalidad/belleza tuviese que sacrificar en parte una de las dos, ¿hacia dónde se inclinaría ésta? Si fuese un objeto de producción industrial sacrificaría la belleza preservando los aspectos funcionales. Si pienso en un objeto singular o con tirada limitada sin duda opto para la belleza.

¿Cree que es necesario o imprescindible que un objeto, nada más verlo, sepamos identificarlo por el uso para lo que está diseñado? No necesariamente, muchos objetos deben su éxito a su “efecto- sorpresa”.

¿Qué tipo de mobiliario o de objetos disfruta más diseñando? Las piezas únicas pensadas no para el cliente, sino para uno mismo.

¿Recuerda cuál es la fiesta más original que ha ido en su vida? Las mejores fiestas a las que he asistido son las que inundan Milán durante el Salone del Mobile; allí se compite para sorprender, y la diversión está asegurada. En particular me acuerdo de una fiesta de la tienda Driade, en un patio antiguo de la ciudad, donde se paseaba en el medio de burbujas de jabón y pelotas gigantes. Los productos que se presentaban casi ni se veían, pero el efecto era sorprendente.

Texto: François Baudin / Traducción: Luisa Fusi
Foto: "Calice", diseño de Bruna Rapisarda para Regia


El escenario
más íntimo

Una cosa que siempre hemos querido hacer en las fiestas organizadas por El Duende era llevar a cabo alguna propuesta artística en los servicios. Mira por dónde, este mes han coincido en el tiempo dos, una en Sevilla y otra en Madrid.

colectivo Mopa

Danzar entre urinarios

WC de La Tasca · C/ San Blas · Dentro del Mes de Danza de Sevilla · 14 de Noviembre pasado.
Para asistir a la obra Tuve que hacer el amor por cortesía hay que hacer cola en la puerta del WC. Si el asistente tiene un poco de suerte, consigue coger sitio al lado del retrete, el mejor lugar para ver esta pieza para cuartos de baño, interpretada por Fran Torres y Juan Luis Matilla, del colectivo Mopa. Estos dos autores han descontextualizado 17 frases procedentes de La náusea, de Sartre, para crear un espectáculo en el que confluyen la danza, la interpretación y el papel higiénico. Una cita ineludible.

Mezcláis danza con interpretación en un WC, ¿es tan incómodo como suena? Sí, es bastante incómodo, por eso está basado en La náusea. Pero también es mucho mas divertido y sorpresivo. Las escenas y el sonido son mas afiladas; esa sensación incomoda se recibe también desde el publico y lo agita de algún modo antes de empezar.

¿Qué posibilidades ofrece el WC que no ofrezca un escenario de teatro? Al escoger un espacio tan determinado ya están dadas todas las premisas; se trata de acceder a un espacio público que se convierte en privado al cerrar la puerta del baño. La situación, tanto para nosotros como para el público es al mismo tiempo de cercanía e incomodidad. Son imagen muy concretas y el marco esta robado del espacio en concreto. Por otra parte pensamos que es más amplio el circuito de cuartos de baño que el de salas y eso nos anima mucho a seguir en esta línea.

¿Habéis pensado en actuar sin avisar? Técnicamente sería un problema, así como la higiene del sitio (Fran). Pero es muy buena idea (José Luis). El problema es que venga alguien con una urgencia (Fran).

¿Tenéis alguna anécdota curiosa que transcurriera durante una de estas interpretaciones? Ha habido más de un ataque de risa un poco nervioso... (JL). A una persona le dio un ataque de histeria, tiró de la cadena y salió chillando a la calle; un poco extraño (F). Otra vez se metieron dentro del baño dos chicas del público, y no había nada de espacio para hacer nada de lo que teníamos que hacer; pero tiramos para delante, quedaba peor parar y echarlas del espacio (JL).

¿Qué obras, aparte de La náusea, podrían readaptarse para ser llevadas a un WC? La Odisea y Don Quijote de La Mancha.

Nuestra revista cumple 100 números y vamos a montar una fiesta ficticia para celebrarlo, ¿qué haríais vosotros en el baño de nuestra fiesta? ¿De cuánto estamos hablando? (F) ¿Quién viene a la fiesta? ¿El baño estará limpio? (JL) ¿Alguna propuesta en firme?

Texto: N. Cáceres / En foto arriba: Fran Torres y Juan Luis Matilla (Colectivo Mopa)


Yon González y Carlo D’Ursi

Teatro de dos para dos

MADRID. Calle Ballesta, 4. / Noviembre 2009
Un baño pequeño, iluminado con una tenue luz roja, casi cayéndose a pedazos de un antiguo burdel, resulta ser el mejor escenario para la microobra que ha dirigido Miguel Alcantud. Es una de las trece piezas de corta duración que integran la propuesta escénica Por dinero. Yon González (El internado) y Carlo D’ Ursi se meten en el papel de un chapero y su cliente en este reducido espacio con posibilidad para sólo dos espectadores. El resultado es sobrecogedor. Nos metemos en el claustrofóbico escenario. Dos actores y dos espectadores. Cerca de 30 representaciones en una misma tarde, durante dos fines de semana.

¿Qué posibilidades extra ofrece un lugar como este que no ofrece un escenario de teatro habitual? (Miguel) La gente está acostumbrada cuando va al teatro a tener una distancia con respecto a la obra. Aquí te encuentras con que estás compartiendo espacio con los actores. Es una especie de intrusismo que parece que interesa. (Yon) Trabajas a treinta centímetros, incluso hay contacto con el público, con lo cual éste forma parte de la historia. (Carlo) Lo que se ve es lo que hay. No hay espacio para recursos baratos ni para la mentira.

Contadnos alguna anécdota ocurrida durante las actuaciones en el baño (M) Bueno, hay gente que se ha salido de la sala (baño). Hay algunos que han abrazado a los actores después…Es que, claro al tener tanta cercanía, las cosas que agreden lo hacen el doble, y las que gustan, gustan más. Ha habido todo tipo de reacciones, comentarios… (C) Una vez una de las espectadoras se cayó de la silla y la otra decidió empezar a tener un ataque de asma histérico. Y si no fuera por este señor (Yon) que es un galán, yo, que soy una bestia, hubiera continuado y se hubiera muerto ahí mismo. Estaba a punto de estallar, lloraba, reía, y todo esto a la altura de nuestras cinturas. Es que el espacio es tan reducido que hacía todo más incómodo.

¿Seguiréis con iniciativas de este tipo? (M) En principio nuestra idea era experimentar, ahora tenemos que ver cuál puede ser la continuidad o viabilidad del proyecto. Una vez ya pasada la fase de experimentación y vista la respuesta vamos a ver si esto se establece como una propuesta estable o buscamos una siguiente experimentación en otro lugar o formato.  (Y) Es por la experiencia que te da estos seis días de función y ya está porque ni sacamos dinero de aquí ni nada.

¿Qué interpretación proponéis para el baño de la fiesta en papel de este Duende 100? (M) El baño sería casi el cuarto oscuro de la fiesta. El sitio donde entras y te puede pasar casi cualquier cosa. (C) Groucho Marx en gayumbos.

Texto: R. Cádiz / En foto arriba: Yon González y Carlo D'Ursi

TIRA DE “LA CADENA” Toilettes Audiovisuales

La fiesta cinematográfica por antonomasia es, sin duda, la de El guateque (1968), de Blake Edwards, con el genial Peter Sellers como co-protagonista junto a la genial banda sonora de Henry Mancini. La escena del inodoro sigue poniéndonos de los nervios, con la litografía de Chagall cayendo dentro del depósito de agua y el baño inundado por completo... Birdie nam nam.

El cuarto de baño fue el escenario elegido por Manos de Topo para acometer uno de los suicidios más surrealistas que se recuerdan: en el vídeo de su canción Es Feo, se puede ver en un solo plano secuencia cómo una simple madeja de pelo extraída del lavabo es capaz de acabar con una vida. Inquietante.

Nadie que haya visto la película ha podido olvidar la escena del cuarto de baño de Trainspotting; sin embargo, la peli cuenta con una banda sonora mucho más agradable, que ya la querría cualquier fiesta: Iggy Pop, Brian Eno, Blur, Lou Reed, Underworld, David Bowie…

El videoclip de la canción En una nube, de Álex Ferreira, refleja el verdadero espíritu de cualquier aseo público, que al fin y al cabo consiste en ser utilizado para cualquier cosa menos para lo que se inventó.

Texto: EDM

 

 

 

 

 

 

Al fondo a la izquierda