Advertisement

En Duendemad hemos conocido a Fernando Guallar antes del estreno de la segunda temporada de Velvet Colección de Movistar+. ernando hoy es nuestro personaje Duendemad.

El fotógrafo Javier Aranburu (con n, nos recalca) se ha paseado cámara al cuello por varios continentes, pero lleva quince años retratando nuestra ciudad en el proyecto You love Madrid. 

Una madre con su hija en brazos, una abuela sonriente, una joven asiática y una simpática pelirroja pecosa. Ellas han sido las protagonistas de los exitosos carteles de San Isidro 2018. Unas alegres ilustraciones firmadas por la ilustradora Mercedes DeBellard con quien nos encontramos en las inmediaciones de la plaza de Tirso de Molina.

Estamos de enhorabuena. Tras editar seis discos, colaborar en el programa radio "El Mundo Today" o haber participado en montajes teatrales, Maika Makovski nos vuelve a sorprender y se pone frente a las cámaras para convertirse en la presentadora de "La hora musa", un nuevo programa de La2 que contendrá “música, música y música”. 

<
>

 

Por favor. Fina Ironía

Por Patricia Muñoz

Su 'enfermera' lleva años pidiendo silencio en las calles de la capital, pero nadie parece oírle. Sin embargo, muchos avispados comiezan a verla, con el dedo en los labios y su cofia, por cientos de rincones de Malasaña y Lavapiés. Y, como no podía ser de otra manera, lo pide 'por favor', en honor al tag de su creador, el que le convirtió en stencil. 'Es una llamada al respecto, a la solidaridad con los demás. A vivir y dejar vivir, a intentar cuidar nuestro entorno social, a no ser idiotas con la gente que nos rodea', dice el artista, 'ya tenemos suficiente con los de arriba para fastidiarnos la vida, así que cuidémonos entre nosotros'.

Fernando (1972), como realmente se llama 'Por favor', a pesar de no ceñirse a un estilo concreto ha logrado que su obra sea sorprendentemente identificable. "Muchos dirán que es un error si quiero tener una carrera artística reconocible, pero creo que al no estar limitado por esos parámetros, tengo más libertad para desarrollar más trabajo'. 

Es frecuente que en el arte urbano abunde una fuerte carga crítica, pero asegura que 'es duro  buscarla siempre e incitar a la reflexión. Tienes que trabajar con ideas y situaciones que no te agradan..." explica, "por eso, de vez en cuando, trato de escaparme y pintar algo que me guste, algo a quién admire o algo poético, sin crítica alguna". Aun así, sus favoritas siguen siendo Comedor social y Hogar del pensionista, obras que consistían en escribir en un contenedor y en un banco de la calle respectivamente: "Son sencillas, directas y con un mensaje socialmente devastador". 

La realidad y la gente son su fuente principal de inspiración. "Son una fuente inagotable, sólo hace falta ser un poco observador, apagar la tele y salir a la calle". Y, hablando de salir, confiesa que no puede aguantarse las ganas de pintar allá por donde viaja. Por eso, se pueden encontrar intervenciones suyas en toda España, en ciudades como París, Berlín, Zúrich o Lisboa y hasta en las paredes de India o Nepal. 

arte, artista, cultura, Madrid, por favor, stencil, urbano
arte, artista, cultura, Madrid, por favor, stencil, urbano
arte, artista, cultura, Madrid, por favor, stencil, urbano
arte, artista, cultura, Madrid, por favor, stencil, urbano

Por favor. Fina Ironía