Advertisement

Andrés Gallardo y Marina Casal

La firma Andrés Gallardo (integrada por Andrés Gallardo y Marina Casal) convierte elegantes figuras naif de cerámica en suntuosos collares. 

¿Dónde estabais hace quince años? AG: Estaba en Madrid, recién llegado de Murcia, estudiando diseño de moda. 

MC: Yo estaba en A Coruña estudiando 3º de BUP y ya estaba pensando en mudarme a Madrid para estudiar diseño.

¿Conocéis la revista? Claro que sí, la solemos tener en el estudio junto con el resto de revistas, y la leemos para saber qué se mueve en Madrid. ¡Felices quince!

¿Cuáles son vuestros mejores recuerdos culturales de estos quince años? Lo mejor que hemos visto ha sido Pina de Wim Wenders. Lo mejor que hemos leído ha sido Cartas a un joven poeta de Rainer Maria Rilke. Y lo mejor que hemos oído, Worried shoes de Daniel Johnston.

¿Cómo han influido otros creadores en vuestro trabajo? Todo influye a la hora de diseñar, no solo las referencias culturales, también lo que pasa en el día a día. Nos inspira mucho ver el colorido que Confetti system usa en sus montajes, las obras de Kiki Smith y Nano 4814, las fotografías de Ryan McGinley...

Andrés, ¿en qué momento se te ocurrió que la porcelana era un buen material para las joyas? AG: Un día que en un rastro de Berlín vi una caja llena de trocitos rotos, cabezas y piernas de figuras antiguas. Ese día sentí que era un material perfecto para aplicar a joyas.

¿Y si se me cae el collar? Si se cae se podría romper, aunque la porcelana es muy resistente. Y no habría ningún problema porque tenemos la garantía para poder repararlas.

¿En qué proyectos estáis inmersos? La nueva colección de joyas para el verano 2014. Tenemos nuevas ideas para investigar más con la porcelana y no descartamos desarrollar otros productos, pero que convivan perfectamente con las joyas dentro de nuestro universo e imaginario.
www.andresgallardo.es / Texto: Valentina Pacheco. Foto © Raúl Córdoba.

Andrés Gallardo y Marina Casal