Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

María Escoté. El descaro de la pasarela

María Escoté es una chupa de color neón, es una falda de animadora conbrilli-brilli, también una camisa de aire gótico. Es un par de sandalias con plataformas de vértigo y tachuelas asesinas, es una foto en Instagram en la que sacan la lengua dos modernas, es una Barbie de los ochenta con la permanente. Sus desfiles son una fiesta para los sentidos que refresca una semana de la moda (la Mercedes Benz Fashion Week Madrid) que, en líneas generales, arriesga poco.

¿Qué hacías a mediados de 1998? ¡Vivir a tope los “teen years”!

¿Qué relación tienes con El Duende?Nada más llegar a Madrid al abrir mi tienda, El Duende vino a hacerme una entrevista. Desde entonces la leo habitualmente. Me gusta mucho saber qué pasa en el barrio y en mis calles.

¿Cómo es la relación de una barcelonesa como tú con la capital, Madrid?Me he sentido muy bien acogida aquí y me encanta mi barrio, Malasaña. La vida cultural que ofrece la ciudad y todos esos rincones especiales donde me reúno con mis amigos, como El Fabuloso de Silvia Superstar.

¿Cómo estás adaptando tu empresa al estado actual de la industria de la moda?La iniciativa más importante es la que tomamos hace dos temporadas de ofrecer a nuestros clientes comprar a través de la web nuestras piezas pocas horas después de que hubieran recorrido la pasarela. También estos dos últimos años María Escoté se ha internacionalizado y estamos presentes en algunas de las mejores tiendas de Asia y Medio Oriente. Todo esto ha ayudado a que la empresa pueda crecer en estos momentos tan difíciles por los que pasa el sector.

¿En qué estás trabajando ahora mismo?Estoy concentradísima en la tienda online www.mariaescote.com, actualizando nuevos diseños y contenidos y preparando la nueva colección que desfilará en Cibeles septiembre. Como novedad, en septiembre lanzamos la línea para niños llamada “Alabama kids by María Escoté”.

Adelántanos algo de la próxima colección que presentas en Cibeles… ¿Estás preparada para bailar?

Texto: Valentina Pacheco. Fotos © Ferrán Casanova.

María Escoté. El descaro de la pasarela