Advertisement

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

<
>

 
De vermut con... Papiroga
Joyas fuera de lo común
 
Por Henar Ortega. Fotos Sara Pista
 
Inauguramos una nueva sección en El Duende con la que Yzaguirre nos invita a un desenfadado aperitivo en el que saborear sus variedades de vermut con creadores de diversas disciplinas. Nuestras invitadas de honor son Leyre Urzaiz y Estefanía De Oliveira, dos tercios del equipo fundador del estudio de diseño Papiroga.
 
La simpatía y cercanía que regalan Leire y Estefanía transforman lo que iba a ser una entrevista en una charla entre amigos que parece que se conocen de toda la vida. A ello contribuye, en gran medida, el brindis con vermut Yzaguirre y el compartir unos pinchos de las deliciosas tortillas de Senén, la marca del vitoriano Senén González con la que la firma de Reus ha encontrado una fabulosa sinergia. Junto a ellas trabaja, Daniel Coma-Cros, el tercer socio de la firma, que no ha podido acudir a la entrevista.
 
Tras cinco años de trayectoria, Papiroga ha logrado abrirse al mercado internacional y ha inaugurado tienda en donde también se asienta su estudio en Madrid (Almendro, 10). Su lema, 'How do you wanna feel today?', tiene ya legión de adictas. Es una marca de accesorios que aspira a cambiar estados de ánimo a través de piezas únicas.
 
No se someten a la tiranía de las temporadas ni a las modas. Y se nutren de emoción, espontaneidad y mucha inspiración. Y todo ello lo transmiten en nuestra charla, son pura complicidad, para la que hemos quedado en el coqueto espacio gastronómico que Yzaguirre ha montado en el Palacio de Santa Bárbara con motivo del mercado navideño de moda Jingle Bells.
 
¿Cómo pretendéis cambiar estados de ánimo? Cada día nos sentimos de manera diferente y eso, inconscientemente lo trasladamos a cómo nos vestimos. En Papiroga creamos accesorios con la entidad suficiente como para realmente cambiar lo que llevas y poder expresarte. 
 
¿Qué define vuestras colecciones? Las organizamos a través de tres estados de ánimo: 'Happy' son las piezas más desacomplejadas; 'Cool' son las piezas más contundentes, para cuando te quieres sentir especial; y 'Pure' son las piezas más tranquilas, para esos momentos en que quieres sentirte en equilibrio. 
 
¿Qué es la exclusividad? Definimos lo exclusivo por lo escaso, no por lo caro. No hacemos grandes tiradas de las piezas, y pretendemos que sean asequibles (desde los 20 Ä a los 180 Ä), de calidad y duraderas. 
 
¿Cómo se elaboran las piezas? Todo es hecho a mano, y tratamos de dotar de significado todo el proceso: diseño, elección de materiales, las personas con la que trabajamos… Todo para que el accesorio tenga alma.
 
Acabáis de sacar una línea de chocolates, ¿y esa novedad? Con motivo de nuestro quinto aniversario decidimos crear estados de ánimo comestibles. Dimos con el maestro chocolatero Jordi Farrés y creamos tres sabores exclusivos, que también tenemos a la venta.
 
¿Tenéis previsto diseñar más cosas fuera del ámbito de los accesorios de moda y joyería? Estamos seguros de que sí pero aún no sabemos qué será: más gastronomía, decoración, textil… 
 
Vendéis en tiendas de Rusia, Corea o Japón, ¿cómo habéis llegado hasta allí? Trabajo duro y ferias internacionales. Por fortuna hemos dado con tiendas que buscan cosas especiales.
 
¿Qué podemos encontrar en vuestra tienda en Madrid? Tenemos accesorios no disponibles en ningún otro punto de venta, un pequeño laboratorio de piezas, se pueden probar los chocolates, tenemos las 'mistery box'… Es una manera de acceder a la marca de manera diferente. También hacemos piezas personalizadas con cita previa… Atender, entender y crear un espacio de forma colaborativa con la gente.
 
Papiroga nació en Madrid, ¿qué os inspira de la ciudad? Nos conocimos aquí y esta ciudad es un punto de encuentro, un sitio en el que fluyen ideas. Quién sabe si vendrán piezas inspiradas en Madrid pronto…
 
¿Una fecha o evento que soláis marcaros en el calendario para no perdéroslo? La feria Tuileries, en París, en marzo y octubre. Es la que más alegrías nos ha dado y tenemos el honor de que nos inviten. Otra fecha es finales de enero, cuando viene nuestra modelo, la actriz y fotógrafa brasileña Marcela Falci. Ella es la protagonista de las fotografías de Papiroga desde el principio y ya es parte de la familia.
 
Papiroga Lab. c/ Almendro, 10 
 

Papiroga. Joyas fuera de lo común