Advertisement

Entrevista a Alberto Campo Baeza, uno de los arquitectos españoles con más proyección internacional.

Santiago Auserón, vuelve partícipe de su vibrante espíritu de hermandad, y que le invita a uno a ver la tradición menos como una profecía  que como un caldero mágico.

Aitana Sánchez-Gijón está inmersa en “el proyecto más arriesgado de su carrera”. El reto: poner su cuerpo, su voz y sus emociones al servicio de cinco mujeres que desafiaron el tiempo que les tocó vivir.

Llegó a Madrid hace cinco años para asumir in extremis la titularidad de la Orquesta Nacional de España.

<
>
  • CINE
  • En los márgenes
  • Por Andrea G. Bermejo

Una mujer camina sola. La cámara enfoca su nuca, sigue sus pasos casi siempre de espaldas como en una película de los hermanos Dardenne. Greta Fernández –merecidísima, aunque compartida, Concha de Plata en el pasado festival de San Sebastián– es esa mujer que cría a su bebé en un piso de acogida mientras busca un trabajo y espera la custodia de su hermano pequeño, del que su padre (Eduard Fernández), recién salido de la cárcel, no puede o no quiere hacerse cargo. Belén Funes cuida hasta el último detalle, hasta el último gesto, de su ópera prima abordando a estos personajes obreros, cada vez más a los márgenes, con una mirada casi documental y retratando a su protagonista con una dignidad apabullante, hasta llegar a esa última secuencia judicial en la que la cámara por fin mira de frente y se clava en nuestra memoria para siempre.

La hija de un ladrón. Dir: Belén Funes. Con Greta Fernández, Eduard Fernández, Tomás Martín, Àlex Monner… Género: Drama. Estreno: 29 de noviembre

 

CINE: La hija de un ladrón