Advertisement

Entrevista a Alberto Campo Baeza, uno de los arquitectos españoles con más proyección internacional.

Santiago Auserón, vuelve partícipe de su vibrante espíritu de hermandad, y que le invita a uno a ver la tradición menos como una profecía  que como un caldero mágico.

Aitana Sánchez-Gijón está inmersa en “el proyecto más arriesgado de su carrera”. El reto: poner su cuerpo, su voz y sus emociones al servicio de cinco mujeres que desafiaron el tiempo que les tocó vivir.

Llegó a Madrid hace cinco años para asumir in extremis la titularidad de la Orquesta Nacional de España.

<
>
  • CINE
  • Mientras dure la guerra
  • Por Andrea G. Bermejo

Entre todos los talentos de Alejandro Amenábar, niño prodigio del cine español que dirigió su ópera prima a los 24 años, quizás el más llamativo sea su don de la oportunidad. Lo demostró en Tesis, al abrirse camino en Hollywood con Abre los ojoso al escoger la temática de Mar adentro, pero, sin duda, esa habilidad para encontrar la fibra sensible del espectador ha llegado a su cénit en Mientras dure la guerra, un drama histórico sobre las dos (o tres) Españas que llega a la cartelera precisamente en un momento en el que la tensión entre estas no puede ser más alarmante. Su espíritu conciliador –quizás de ahí ese clasicismo con ecos a filmes como El discurso del Reyo El instante más oscuro– se articula en torno a la figura de Miguel de Unamuno (Karra Elejalde), cuya toma de conciencia en los preámbulos de la Guerra Civil sirve de preparación para el famoso enfrentamiento con Millán Astray (Eduard Fernández), una secuencia tan brillante como preocupantemente familiar. Mientras dure la guerra. Dir. Alejandro Amenábar. Con Karra Elejalde, Eduard Fernández. Drama histórico. Estreno 27 de septiembre. 

CINE: Mientras dure la guerra