Advertisement

 Delaporte, en Paraíso Festival
 Delaporte, en Paraíso Festival

Paraíso Festival nos trae a Madrid una selección de la mejor electrónica del momento (6 y 7 de junio).

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

<
>

¡Ave, César!

Desmitificando Hollywood

Por Javier Agustí

Introdúzcanse en una coctelera todos los tópicos del cine clásico de los años dorados de Hollywood: péplums de romanos y mega producciones bíblicas, cine negro, westerns, absurdos números musicales, danzas acuáticas y burlonas píldoras ácidas que tratan de seguir la estela de aquellas comedias que hacían los geniales Lubitsch o Wilder…

Añádase a esto un buen reparto, al que los Coen han dado mayor peso a los personajes masculinos; quizá, para incidir en el machismo de la época. Lo encabezan Josh Brolin (buen actor a quien vimos hace poco haciendo de militar cabronazo en la impactante Sicario, que tiene la “mala suerte” de ser el hijo de James Brolin, a quien no deja de recordarme, a mi pesar); Cary G… ¡Perdón!, George “Ristretto” Clooney) a quien le han dejado hacer lo que más le gusta: poner caritas y hacer de tontorrón, algo que, en este caso le va al pelo, disfrazado de centurión romano. Y un tipo al que no recuerdo haber visto antes, un tal Alden Ehrenreich, que hace las veces de un campeón del mundo de rodeo metido a Glenn Ford de pacotilla. Y junto a ellos, una galería de secundarios de alto nivel (Ralph Fiennes, entre ellos); incluyendo algunos papeles femeninos, como digo, más reducidos, como el de la Tilda Swinton como reportera cotilla destroza estrellas, o el de la Johansson, haciendo de sirena.

Agítese la coctelera dando unos buenos meneos anticomunistas mientras se rezan dos aves marías y obtendremos un muy recomendable trago largo, agradable al paladar y fácil de digerir. Que a un servidor no le produce carcajadas sonoras, pero sí un cosquilleo constante en el aparato risador. Con un par (o tres) de escenas geniales (incluyendo, en mi opinión, el que puede ser el mejor chiste religioso de la historia del cine) y una estupenda banda sonora que, en ocasiones es, en sí misma, un gag.

¡Ave, césar!  (Hail, Caesar!) EEUU. 2016. Duración: 100 minutos. Comedia

Dirección: Joel Cohen, Ethan Cohen.
Con: Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Ralph Fiennes, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Frances McDormand…

Estreno en España: 19 de febrero de 2016

Desmitificando Hollywood