Advertisement

La Fundación Mapfre presenta la mayor retrospectiva del fotógrafo americano Nicholas Nixon. Una serie que profundiza sobre el paso del tiempo, la familia y las ausencias

La artista francesa Laure Prouvost ha empapelado la ciudad de Copenhague con cuerpos desnudos. La artista, premio Turner de arte contemporáneo, ha pegado pechos y entrepiernas en las paredes de la ciudad para dar el pistoletazo de salida a la feria de arte Chart que se celebró en septiembre

El artista francés JR ha instalado una fotografía enorme de un bebé que se asoma a través de la estructura que divide México y EE UU

<
>

 
Remake español que mejora el original
 
Por Andrea G. Bermejo
 
En algún momento tendremos que dejar de decir que Paco León es una revelación. Si lo fue con su debut detrás de las cámaras -Carmina o revienta- dejando patidifusos a todos los que hasta entonces lo asociaban con su personaje torpón y entrañable de Aída, Carmina y amén, su secuela, confirmó que aquel primer hallazgo cinematográfico no había sido casual.
 
El actor y director redobla ahora su apuesta adaptando una película australiana (The Litlle Death, 2014) sobre filias y fobias sexuales y supera con creces al filme de Josh Lawson. Acompañado de intérpretes como Álex García, Natalia de Molina, Candela Peña, Luis Bermejo o Alexandra Jiménez, Paco León despunta en la dirección de actores y demuestra una vez más un tino especial para la comedia retratando con suficiente gusto el tema sexual. ¿Primer remake que supera al original?
 
Estreno: 1 de abril

Kiki, el amor se hace