Clara Lago. Foto: Ana Nieto

Clara Lago
Caminar por instinto

Sólo dos años después de debutar hace una década en el cine (con Terca vida) y en la tele (en la serie Compañeros), a Clara Lago la fichó nada menos que Inmanol Uribe para El viaje de Carol. Aquel papel le valió una nominación al Goya como actriz revelación. Después, la han reclamado astros de la dirección como Gutiérrez Aragón, y ha estado a las órdenes de Óskar Santos en El mal ajeno, cuyo guión firmó Sánchez Arévalo, que hoy la dirige en Primos.

Es la segunda vez que trabajas con Sánchez Arévalo. ¿Es un faro para ti? En Mal ajeno, como era guionista, apenas tuvimos contacto. Este personaje de Primos lo hizo para mí, y lo mío con él fue un flechazo, porque es maravilloso en todos los sentidos. Me parece un personaje muy interesante, muy realista, muy humano y que habla de cosas dramáticas sin perder el sentido del humor (así es la vida).

¿Brillas más haciendo comedia que drama? Esta es la primera comedia que hago, y aun así el personaje no es del todo cómico. Es un género que motiva  mucha complicidad. Pero, por otro lado, me asusta más que el drama, la buena comedia es muy difícil de conseguir.

¿Se te ha encendido alguna bombilla haciendo Primos? He aprendido que a veces es mejor no pensar. Que hay algo dentro de cada uno, en el inconsciente, que puede no gustarnos.

¿Tuvo chispa el rodaje? ¡Sí! En Colombia no paraba de llover. Un día llovió tanto, y se formó tanto barro, que vino un pick up a sacarnos, y una parte del equipo tuvo que ir encerrado en la parte de atrás.

¿Bajo qué focos prefieres trabajar, bajo los del teatro, los del cine, los de la tele...? Simplemente prefiero los buenos proyectos. Ahora mismo está todo muy mezclado, antes quizá sí había más actores especializados en teatro y actores especializados en cine, pero hoy ya no ocurre. Hasta Glenn Close y Al Pacino hacen televisión, o en España, actrices como Carmen Maura. Creo que no hay que despreciar ningún medio.

¿Qué crees que te espera como estrella de la actuación? De momento me veo bien, no de súper foco, pero al menos con buena luz. Tengo un par de proyectos todavía no del todo cerrados, pero con muy buena pinta.

¿No te da pena dejar un personaje para irte con otro? Más que el personaje, me da pena dejar a los compañeros de rodaje, porque son muchas, muchísimas horas las que trabajas junto a ellos, y aunque es un tópico decirlo, acaban siendo como tu familia. Por ejemplo, yo ahora estuve en Colombia y los compañeros lo eran realmente. Claro, que, del personaje también tienes que hacer una despedida.

¿Hay una luz al final del túnel de tu carrera que esperas alcanzar? Sí, me gustaría mucho irme fuera, porque me encantaría trabajar en inglés.

Apaga y vámonos. ¿Prefieres ciudad o campo, como tu personaje de Primos? Soy de ciudad. He vivido en Torrelodones. Me gusta el campo para relajarme.

Texto: EDM. Foto: Ana Nieto (camiseta Filippa K · pantalón Gas · cinturón Diesel)

Ver editorial de moda completo aquí

Clara Lago
. Caminar por instinto