Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

 
Una ciudad para comérsela
 
Por Bárbara Vidal 
 
Del 21 de enero al 5 de febrero de 2017 se celebra en Madrid la VIII edición de Gastrofestival, dos semanas de celebración del arte de comer, cocinar y de cómo estas actividades se conectan con otras disciplinas artísticas. La gastronomía muestra aquí todas sus dimensiones en centenares de propuestas en colaboración con tiendas, museos, centros culturales y restaurantes de Madrid.
 
Una experiencia de devoción a la gastronomía que volverá a poner en valor la calidad y variedad de la gastronomía de la ciudad, uno de sus grandes atractivos turísticos y que se celebra gracias a la colaboración del Área de Turismo de Madrid Destino con Madrid Fusión. Gastrofestival incluye 'Experiencias para los sentidos', catas, talleres, degustaciones para fomentar la participación del público y alimentar el gusto y conocimiento sobre alimentos, recetas y técnicas culinarias con la posibilidad de conocer de primera mano las cocinas de los mejores chefs de la ciudad, que abren sus puertas a los gastrósofos en estos días.
 
Los programas 'Gastrosalud' o 'Gastrofashion', éste último enfocado en el diseño y la moda; las rutas de 'Madrid Gastronómico' con recorridos por menús temáticos, bares tradicionales, mercados, cocinas del mundo, coctelerías, 'Degustatapas', tiendas especializadas y, este año con una nueva propuesta, las 'Cenas a 4 manos', en la que grandes chefs internacionales ejercerán de maestros invitados en restaurantes y cocinas de renombre, para preparar a cuatro manos menús de alta cocina...
 
Sin olvidar las actividades de 'Enocultura' y 'Gastrocultura', actividades especiales en galerías, museos, librerías, centros culturales y teatros para vincular la cocina con el cine, la música, la fotografía o el teatro y que cuenta con una sede principal, Conde Duque, que repetirá como protagonista de esta fiesta de los fogones presentado en sus salas y teatro un menú bien completo de degustaciones, talleres y películas.
 
Gastrofestival retrata una ciudad para comérsela, con unas raíces profundas de tradición, producto e historia que, en manos de algunos de los mejores fogones del país (y no necesariamente reconocidos por estrellas), y movidas por la investigación y la curiosidad, ha desembocado en la cocina del futuro. ¡Comámonos Madrid! Se permite repetir postre porque, además, hay precios especiales. 
 
Gastrofestival. Del 21 de enero al 5 de febrero
 
 

Una ciudad para comérsela