Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

El combinado más veraniego de J&B

La llegada del verano se presenta como una ocasión especialmente interesante a la hora de reinventar las bebidas que hemos estado disfrutando el resto del año, dándoles ese toque refrescante que se hace tan necesario para sobrellevar un agosto en Madrid. Es época de mojitos, caipirinhas, margaritas y tintos.

En J&B han tomado nota y, siguiendo su habitual instinto cosmopolita, han creado para las vacaciones su nuevo combinado J&B Urban Honey. Su novedosa receta fusiona el más que reconocido whisky escocés de J&B con miel de colmenas urbanas, consiguiendo un sabor especialmente diseñado para las altas temperaturas y tan suave y dulce que será capaz de convencer incluso a los menos adeptos al whisky en su forma tradicional. Desde J&B aconsejan acompañar la mezcla de sprite y una rodaja de limón para combatir de manera aún más efectiva el calor, aunque no parezca del todo una mala idea tomarlo solo o simplemente con hielo. Como toque extra de originalidad que encantará a unos y estorbará a otros, la bebida se sirve en un exclusivo tarro de miel.

La nueva apicultura urbana

J&B Urban Honey ha elegido España como país a partir del cual lanzar su producto a los mercados de todo el mundo. De esta manera, también se pretende conseguir ayudar a dar ese empujón que la apicultura urbana necesita en nuestro país, a la zaga en cuanto a alimentos ecológicos y consumo sostenible se refiere.

Este tipo de colmenas, situadas a lo largo del mundo entero en edificios tan emblemáticos como La Casa Blanca en Washington o la Ópera Nacional de París -la ciudad por excelencia de este tipo de prácticas-, goza cada vez de más adeptos y ya es una tendencia generalizada en varios países europeos. No es complicado ver el porqué: las abejas metropolitanas han resultado ser más productivas que sus compañeras de campo, además de quedar a salvo de pesticidas y demás productos químicos, y la apicultura urbana lleva ya unos cuantos años mostrándose como una alternativa más que viable para cuidar del medio ambiente.

Estreno mundial de J&B Honey en España