Advertisement

Entrevista a Alberto Campo Baeza, uno de los arquitectos españoles con más proyección internacional.

Santiago Auserón, vuelve partícipe de su vibrante espíritu de hermandad, y que le invita a uno a ver la tradición menos como una profecía  que como un caldero mágico.

Aitana Sánchez-Gijón está inmersa en “el proyecto más arriesgado de su carrera”. El reto: poner su cuerpo, su voz y sus emociones al servicio de cinco mujeres que desafiaron el tiempo que les tocó vivir.

Llegó a Madrid hace cinco años para asumir in extremis la titularidad de la Orquesta Nacional de España.

<
>

Un palacio para el pueblo

Si este verano estás en Madrid, Manzana Mahou 330 te ofrece una variada oferta de propuestas, desde talleres, exposiciones o conciertos, hasta venta de productos “eco”, orgánicos y complementos de moda de preciosista diseño. Y en su acceso, como invitación al placer, una terraza en la que poder refrescarte.
El nombre del espacio, situado en el Palacio de Santa Bárbara, no es aleatorio. Madrid se dividía en manzanas en el Siglo XVIII y, durante el reinado de Carlos III, este palacete ocupaba la número 330. La propia silueta de dicha manzana en el plano ha pasado a formar parte del logotipo que comunica este espacio. Lo puedes comprobar en cualquier plano de la época, como el de Pedro Teixeira, y mirar en qué manzana vives, si resides en el centro de la ciudad.
Puedes ver en los enlaces siguientes las diferentes programaciones que ha ofrecido y ofrece (el espacio está abierto hasta el 30 de septiembre)
 

Manzana Mahou 330: un palacio para el pueblo