Advertisement

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida.

<
>

 

 
Dale caña al Escape Room
 
Por Henar Ortega
 
Un Escape Room es un juego de aventura en el que los participantes protagonizan una historia con la misión de escapar de un lugar (habitación o edificio) tratando de dar solución a acertijos y adivinanzas antes de que se acabe el tiempo reglamentario. La ambientación y el tipo de pruebas que superar convierten a los Escape Rooms en una auténtica experiencia inmersiva. Candados, puertas secretas, mecanismos ocultos en un mueble… Todo dardo contra el ingenio es posible aquí.
 
En su mecánica encontramos similitudes con los videojuegos de puzzles y aventuras gráficas de los años 80 y 90 como Pyjamarama, La abadía del crimen o Monkey Island; y también con juegos de mesa como el Cluedo. ¿Pero cómo y dónde surgieron los Escape Rooms en vivo tal y como los conocemos ahora? Hay diversidad de versiones. 
 
Varios puntos del planeta nos dan las pistas: uno es Estados Unidos, donde en 2006 en Sillicon Valley un grupo de ingenieros crearon el juego de escape Origin basándose en las obras de Agatha Christie. Otro es Japón, donde ya se venía popularizando una versión virtual desde 2004, y donde surgieron un juego y una revista allá por 2007, causando furor. Hungría es el tercer punto importante en la historia de estas actividades, donde en 2012 surgió ParaPark, una empresa inspirada en las enseñanzas del libro Flow, una psicología de la felicidad, de Mihály Csíkszentmihályi.
 
Según la teoría del flujo que aparece aquí, las personas son más felices cuando se encuentran en un estado de aprendizaje y motivación debido a un desafío o tarea que requiere su máxima concentración.  Pero es innegable el referente de la saga de terror de Saw (desde 2004) en la que los personajes, para escapar de su reclusión, deben resolver acertijos (Jigsaw, significa sierra de calar y rompecabezas, en inglés, y es el nombre del malvado protagonista).
 
La presencia mundial de estas dinámicas es espectacular. Grupos de amigos, familiares, e incluso team building de empresas, son el público habitual de estos espacios. Debes solucionar multitud de acertijos y pruebas con la máxima celeridad, destreza e ingenio, ¡sin dejar de pensar en la cuenta atrás de reloj! Se ponen a prueba la lógica, la imaginación y la inteligencia de cada participante, pero también, la capacidad de trabajar en equipo y distribuir tareas eficientemente, harán que salgas con éxito.
 
Pero vayamos a las sensaciones, que es su principal atractivo: 'Al llegar sientes intriga, emoción, ¡no sabes lo que te vas a encontrar! Una vez dentro sientes sorpresa, y te invade el desafío. El final es una explosión de adrenalina, te mueres por comentarlo con tus compañeros de equipo y con gente que no haya participado…', cuenta Aldo Sorrosal, de Coco Room, el primer juego de escape en vivo de Zaragoza. 
 
 
Junto con Ambar han desarrollado una serie de Escape Rooms en varias ciudades españolas. Con una espectacular decoración y una duración un poco mayor que los habituales 60 minutos (además de algunas otras sorpresas), este Escape Room nos transporta a la fábrica de Ambar del año 1900. La trama mete a los usuarios en el papelón de poner en marcha la producción de la fábrica, encontrar al Maestro Cervecero, y lograr la fórmula de la cerveza. Casi nada. El cómo se puede llegar a resolver es un enigma que conocerán aquellos que participen.  
 
El juego de escape de Ambar que debes probar. La Visita, es el primer 'Juego de escape' que tiene como protagonista a una cerveza. Fuimos a probarlo en Madrid, y salimos más que encantados de la experiencia. Tras abrir sus sedes previamente en Zaragoza, de donde proviene la cerveza Ambar, y Valencia, ha inaugurado su espacio en Madrid. En las tres sedes permanecerá activo durante un tiempo de dos años.  La cervecera aragonesa ha desarrollado junto a Coco Room, empresa también zaragozana con amplia experiencia en juegos de escape esta experiencia que tiene lugar en la recreación de distintas estancias de su fábrica histórica. Y
 
hay que darles la enhorabuena por la misma, ya que tanto la historia, como el recorrido creado o las pruebas y puzles a superar son sobresalientes. Tiene mucho mérito, además, lo bien que han involucrado en el juego a la marca, sus ingredientes y su medio de elaboración, y la cultura que rodea al mundo de la cerveza.
Los grupos, en este caso, son de entre dos y cinco personas, y se deben enfrentar al reto de escapar de las instalaciones de la cervecera en un tiempo límite de 75 minutos.

 
No podemos ni queremos desvelarte más detalles de la trama, para que descubras sus sorpresas. Pero si te atascas, no te deprimas, una voz amiga te dejará caer alguna pista… Lo que sí podemos asegurarte es que la experiencia es original, gratificante y muy divertida.
 

La visita · Calle Moratines, nº18 · Reserva AQUÍ

Dale caña al Escape Room