Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

mercedes, gallego

Mercedes Gallego es Mercules

Por Esther Ordax
 
El Duende visita a Mercedes Gallego en su estudio de Madrid. Soñadora, alma inquieta, hiperactiva y con ganas de hacerlo y diseñarlo todo, 'aunque sin perder el Norte', nos cuenta su trayectoria y qué será lo próximo de Mercules, la firma de accesorios que soñó y montó hace ya 5 años.
 
Tras varios años de inmersión en el mundo del diseño, sus estudios en la Central Saint Martins de Londres y su paso por grandes nombres de la moda como John Galliano, Dior, Loewe o Massimo Dutti, Mercedes Gallego decide montar su propia marca de accesorios, con un producto artesanal, 'made in Spain' y delicado, un homenaje al Salvaje Oeste y a la música country, un reflejo de su personalidad. Hoy, vende sus bolsos por todo el mundo y cabalga entre Madrid y Barcelona, y aunque es oriunda de Bilbao, 'en secreto', se decanta por Madrid, donde se siente como en casa y donde dice que 'pasa todo'.
 
¿Por qué Mercules? ¿Cómo aterrizas en el mundo de los accesorios? Me fui muy jovencita a Londres, entré en la Central Saint Martins, estuve haciendo prácticas en Dior, en Stella Mccartney y allí cambié totalmente el chip. Ocho años después, vine a España, empecé a trabajar en Loewe y ahí es donde comencé a hacer accesorios durante dos años. Más tarde, y aunque me costó decidirme, porque estaba muy a gusto, me llamaron de Massimo Dutti y quise ver qué había al otro lado de una empresa que no era de lujo. Fue un Master pagado, aprendí mucho, aunque no volvería y además fue lo que me hizo montar Mercules.
 
gallego, mercedes, diseñadora, loewe, mercules, dior, country, oeste, complement
 
¿Cómo llegas al mundo de la moda? Realmente, cuando entré en la Escuela aún no sabía que quería hacer moda y me decanté por diseño de Artes Visuales; de hecho, a priori, lo de 'moda' me daba pereza. Sin embargo, conocí a Natalie Gibson, una mujer maravillosa que ha sido profesora de todos los grandes del diseño de moda, encajamos fenomenal y esto me dio la oportunidad de tener la experiencia maravillosa de empezar a hacer prácticas en Dior con John Galliano, alta costura, desfiles… 
 
¿Qué dejaste y qué te llevaste de allí de Dior? ¡Tantas cosas! Sobre todo la gente, el equipo, desde la maquilladora al que monta la música… Es alucinante el hecho de ver, de repente, en una pasarela algo que has hecho tú, aunque sea una esquinita de un bordado y que cuenten contigo. Fue como estar en un campamento de diseño… Teníamos todo tipo de materiales, desde pájaros disecados, cosas del ejército, no te imaginas, archivos de ropa antigua, y cajones y cajones de material que ni la mejor de las mercerías. Eso no lo he vuelto a ver nunca. 
gallego, mercedes, diseñadora, loewe, mercules, dior, country, oeste, complement
¿Mercules ha estado siempre en tu cabeza o ha sido el resultado de una evolución?Siempre he tenido claro que quería tener mi propio negocio, pero no exactamente cual; si que es verdad que cuando empecé a hacer accesorios me sentía muy cómoda, porque a mi los objetos me gustan mucho y realmente aquí encontré mi hueco.
 
¿Por qué decides inspirarte en el 'salvaje' Oeste y la música country? Porque es lo que me ha gustado siempre. Y mi teoría es, o hago lo que me gusta o lo voy a hacer mal y si encima coincide con que les gusta a los demás, maravilloso. Lo del Oeste es una inspiración que no es tan literal pero me inspiro ahí porque al final es la música que escucho y cómo me gusta viajar.
Gafas de sol y velas… ¿Qué será próximo? Ahora fulares y cojines para la casa.
 
¿Hasta dónde te gustaría crecer? ¡Yo! Por mí, haría hasta… ¡Coches! Pero siempre algo que me apetezca, piezas puntuales que me inspiren.
 
¿Qué tienen tus bolsos que no tengan otros?  Ufff… Al final son bolsos… No sé, yo diría que mi esencia, el reflejo de lo que soy yo. Intento que tengan personalidad. Yo no haría un bolso negro sin más.
 
¿Cómo ves Mercules dentro de 10 años? Me gustaría tener tiendas propias, porque creo que es la única manera de que se vea el universo completo de la marca y el impulso para meter más producto. Yo seguiría con esto para siempre, dentro de 10 y de 20 años. Pero siempre sin perder la personalidad.
 
 
Entonces, aunque tu venta se centra principalmente en online, sí crees en la tienda física… Sí, aunque me centraría más en el extranjero… pero la tienda física es muy importante, a la gente le gusta tocar, aunque luego te lo compren por Internet.
 
¿Hacia dónde camina la moda? Hacia todas partes, es un no parar. A día de hoy va todo tan rápido… 
 
¿Volveremos a lo pequeño y de calidad? Hay a gente que lo pequeño se la pela y se la va a seguir pelando siempre, hay a gente que el que una camiseta cueste dos euros porque están reventando a una niña en Bangladesh se la suda y va a seguir comprándola y va a seguir yendo a Primark; y luego, está la gente que, igual por poder permitírselo, no. Es como con la comida, que sabes que orgánico te va a sentar mejor pero vas a seguir comprando en el supermercado barato o haces un poco de 'mix'.  Al final yo creo que tiene que haber de todo. ¿Que molaría que volviéramos a lo pequeñito? Pues imposible. Dile a la gente que deje de fabricar a 0.02 euros.
 
¿Sigue siendo tu mercado principal Japón? De momento, sí. No fallan y les encanta. Es una gozada, lo aprecian un montón. 
 
¿Cuánto has cambiado el proceso de fabricación? ¿Sigue siendo 100% artesanal? No he cambiado nada del proceso, sigue siendo  artesanal y en el mismo taller de Vic. Siempre considero que sin tu proveedor no eres nadie, cosa que, trabajando para otras empresas, me dolía como les trataban por eso no pude seguir allí. 
 
¿Tu pieza favorita? No sé, les quiero a todos mucho… Yo creo que el Pony, el de los flequitos, llevo con él desde el principio…. No paro de hacerlo. A la gente le sigue gustando. 
Parece que el emprendimiento será la nueva asignatura obligatoria en Secundaria. Hombre, ¡es que debería de ser!
 
gallego, mercedes, diseñadora, loewe, mercules, dior, country, oeste, complement
 
¿Un emprendedor nace o se hace? Yo creo que nace… Totalmente. Yo siempre he sido así, yo tendría un negocio diferente todos los días… Porque no tengo un duro, pero sino montaría veinte mil cosas.
 
¿Te puedes hacer emprendedor? Sí, pero como no nazcas te mueres en el intento. Porque es duro, muy duro, son 24 horas de volverte loco.  Si no naces con ese espíritu dentro es que tiras la toalla. Estoy convencida.
 
¿Qué recomendarías a alguien que esté empezando su proyecto personal? Que tenga paciencia y tesón porque tienes que saber de todo y nadie te enseña…  Vas aprendiendo solo. Yo hablo abiertamente de todo y más, de mis contactos, de cómo exportar, vender en Estados Unidos; pero es una pena que no haya más comunicación entre las marcas sobre cómo hacer las cosas. 
 
¿El país está preparado para educar al emprendimiento? Hay que despertar mucho. Antes lo ideal era hacerte funcionario y trabajar en un sitio donde te pudieras coger una baja si te encontrabas mal y donde no sufrieras. Ahora hay que cambiar la mentalidad desde las casas. Y luego, desde fuera no te lo ponen fácil. Si te vas fuera, las cosas son distintas, la gente ves que monta cosas  con mayor facilidad. 
 
¿No crees que hay una nueva ola de gente que 'monta cosas'? Sí, pero, ¿por qué ha sido? ¡Por cojones! Es una pena que eso no hubiera salido antes, porque hemos perdido años. Pero sí, se empieza a notar mucha más actividad, pero ha sido por necesidad. 
 
¿Los españoles estamos menos preparados para el fracaso? Pues mira, probablemente. Yo soy de esas personas que, si me fuera mal, montaría otra cosa. Quizás, desde fuera nos han hecho no creérnoslo. 
 

De trabajar en Dior a crear Mércules