Advertisement

Entrevista a Alberto Campo Baeza, uno de los arquitectos españoles con más proyección internacional.

Santiago Auserón, vuelve partícipe de su vibrante espíritu de hermandad, y que le invita a uno a ver la tradición menos como una profecía  que como un caldero mágico.

Aitana Sánchez-Gijón está inmersa en “el proyecto más arriesgado de su carrera”. El reto: poner su cuerpo, su voz y sus emociones al servicio de cinco mujeres que desafiaron el tiempo que les tocó vivir.

Llegó a Madrid hace cinco años para asumir in extremis la titularidad de la Orquesta Nacional de España.

<
>

 

Trangresión y humor

Divertidísimo y de mucho nivel el montaje que estrena la Compañía Nacional de Teatro Clásico de Donde hay agravios no hay celos, tras su paso por el Festival de Almagro. Un desternillante drama de honor del genio del humor Francisco de Rojas Zorrilla, en el que este autor del siglo XVII y de la escuela de Calderón, fue transgresor al apostar por la libertad de elección conyugal, algo que hizo también en otros de sus títulos. En la trama, el personaje protagonista, Don Juan, trata de vengar a sus hermanos, mientras que su prometida defiende el derecho a casarse con quiera, independientemente de su condición social.

Esta estupenda versión de Helena Pimenta demuestra de nuevo el talento de la directora de la compañía, que ya quedó claro en La vida es sueño y La verdad sospechosa; su buen criterio en la selección de los textos icónicos de la historia de nuestro teatro; su capacidad para enriquecer la pieza con escenografías a la vez funcionales y sorprendentes; y su habilidad para conferir un toque de modernidad a la pieza sin caer en vanguardismos que hagan perder la esencia del texto. En el elenco, de auténtico lujo, destacan más los secundarios (David Lorente y Natalia Millán) que los principales (Clara Sanchís y Jesús Noguero), aunque todos están más que solventes. El ritmo vertiginoso que consiguen mantener en la trama crea una pieza definitivamente redonda.

Por Paloma Fidalgo.

Donde hay agravios no hay celos. Hasta el 14 de diciembre. Teatro Pavón (Embajadores, 9).  http://teatroclasico.mcu.es/

http://www.youtube.com/watch?v=ZbuwrFe0fg0

 

Donde hay agravios no hay celos. Hasta el 14 de diciembre.