Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

Dos bestias sobre el escenarios

Por Rubén Arribas

Siempre que voy al teatro, me surge la misma duda. Si sería mejor escribir la crítica nada más salir de la función con las emociones aun dentro de escena o por el contrario es más conveniente hacerlo en frio, tras haber pasado por el dulce filtro de la almohada. En esta ocasión, tras salir de ver 'Escenas de la Vida Conyugal' de los Teatros del Canal, opté por lo segundo. Y aun así puedo decir que mantengo la agradable sensación del éxtasis y el entusiasmo de poder haber visto a la bestia escénica que es Ricardo Darín; cuya versatilidad y naturalidad te pueden llevar a engaño y a pensar que lo suyo entra dentro de lo normal en un escenario.

En esta ocasión Darín está muy bien escoltado por Andrea Pietra, que lejos de intentar llevar a cabo un duelo (o suicidio) escénico arropa muy acertadamente a su marido en la ficción, un hombre que se va transformando según avanza la obra en un personaje radicalmente diferente. Es verdad que se nota que es una función muy rodada, que ya triunfó en Madrid el año pasado, pero también lo es que esta obra de Ingmar Bergman dirigida por Norma Aleandro debería ser de asistencia obligatoria e incluso una función que se puede revisitar dado el gran trabajo actoral y la buena, austera y certera, dirección con el que nos deleita. Una obra sobre la decadencia de un matrimonio que a nadie dejará indiferente, porque todos en algún momento sentirán el veneno corriendo por sus propias venas.

Escenas de la vida conyugal · Teatros del Canal · De miércoles a domingo

Dos bestias sobre el escenario