Advertisement

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

Playas, montañas, islas, patios, jardines y plazas son los entornos que refrescarán un verano que sobrecalentará el pavimento

El calor aprieta y el teatro, por aquello de que es un arte en transformación, se adapta a las circunstancias para que el espectador pueda aprovechar el mínimo frescor que proporcione la noche

<
>

El poder contra la debilidad

Poderosos y débiles: la brutalidad que puede llegar a ejercer, incluso en el seno de la propia familia, quien ostenta la fuerza y el control. Magüi mira se coloca al frente de esta versión teatral de la película La Celebración, con la que el director danés Thomas Vinterberg se alzó con el premio del jurado en el Festival de Cannes y pasó a la historia como creador, junto a su compatriota Lars Von Trier, del movimiento Dogma. Carmen Conesa, Jesús Noguero, Clara Sanchís o Gabriel Garbisu son algunos de los protagonistas ahora de esta historia repleta de hipocresía y mezquindad que ha producido en el Centro Dramático Nacional

Festen · Teatro Valle-Inclán (Sala Francisco Nieva) · Del 3 de marzo al 9 de abril 

El poder contra la debilidad