Advertisement

<
>

Mirando hacia fuera y hacia dentro

El ciclo Una mirada al mundo, puesto en marcha en el Centro Dramático Nacional en la etapa en que era director Gerardo Vera y mantenido con acierto bajo la de Ernesto Caballero, nos lleva ofreciendo en cada arranque de temporada teatral la posibilidad de conocer el trabajo de interesantes compañías foráneas. En el montaje con el que arranca el ciclo este año se dan la mano tres culturas.  Es una obra del madrileño José Bergamín, exiliado a México al finalizar la Guerra Civil Española: La sangre de Antígona, producida por la Compañía Nacional de Teatro de México en colaboración con el Centro Dramático Nacional. La gran tragedia sufrida en España mueve a Bergamín a iniciar la escritura de un texto que se desarrolla en el origen mismo del drama teatral, la Grecia clásica y que no terminaría hasta su etapa de exilio parisino, en donde llegaría a ser protagonizado por Ingrid Bergman bajo la dirección de  su marido Roberto Rossellini. El Centro Dramático Nacional quiere de esta manera ofrecer un pequeño homenaje con el que tenemos deudas pendientes. Dirige en este montaje a la compañía mexicana el madrileño Ignacio García, director de teatro, ópera y zarzuela y uno de los nombres con mayor proyección internacional de nuestra escena, y que reside actualmente en México.

Texto: Meri Cuevas. Imagen: Compañía Nacional de Teatro de México. Foto de Sergio Carreón Ireta

La sangre de Antígona, de José Bergamín. Jueves 11 a domingo 14 de septiembre de 2014. 12 de septiembre, encuentro con el público tras la función.

Teatro María Guerrero. C/ Tamayo y Baus, 4. Madrid

Mirar hacia fuera, y hacia dentro. Ciclo 'Una Mirada al Mundo'