Advertisement

Exposición de Renger-Patzsch una de las figuras más representativas e influyentes de la historia de la fotografía del sXX

Un espacio que acoge cerca de 400 imágenes con material documental como periódicos, revistas o prototipos de cámaras, entre otros. La mejor forma de relatar la historia de un siglo de fotografía

Brunch -in the Park se convierte en el templo de la electrónica en Madrid. Todos los domingos, desde el 4 de junio hasta el 16 de julio, el parque de Tierno Galván es el centro de operaciones de un festival que fusiona sol, música, gastronomía, aire libre y actividades infantiles

 

Fusionar música y noches estrelladas no puede salir mal: regresa la segunda edición del ciclo Noches del Botánico con una ecléctica propuesta que inaugura Tony Bennet el próximo 22 de junio

 

<
>

 
 
Teatro valiente. Por Glenfiddich
 
Esta semana tuve el placer de asistir a una clase maestra impartida por Juan Carlos Corazza en el Teatro Galileo organizada por Glenfiddich junto a otros periodistas, compañeros de profesión. Una clase de interpretación teatral en torno a las decisiones valientes que homenajeaba al fundador del whisky, William Grant, y a las decisiones valientes que ha tenido que tomar esta marca a lo largo de su historia.
 
Un verdadero lujazo de la mano de uno de los maestros de actores más importantes y con mayor trayectoria. Y es que la humanidad de Juan Carlos, su talento y su increíble psicología -daba la sensación de que nos conocía muy en el interior a todos- nos hizo disfrutar del teatro desde dentro, como actores protagonistas de una función que tal vez fuera esa vida que soñamos o, tal vez, la vida que aún podemos vivir.
 
Personajes que confrontaban, cortejaban y se mezclaban con el verdadero yo en el reto de cambiar y afrontar las decisiones con valentía. Un viaje iniciático a partir del teatro que el mismo Juan Carlos Corazza deseaba que 'fuera un momento, un instante en nuestras vidas, que no se lo llevara el viento'. Y sin duda, así será.  Gracias Maestro. 

Teatro valiente. Por Glenfiddich