Advertisement

Es posible llegar donde otros no han llegado, luchar por unos ideales, mostrárselo a otros y crear auténtica belleza bajo el agua. La prueba es el escultor, activista y fotógrafo Jason de CairesTaylor y otros que han seguido su estela. Hablar de arte bajo el agua es hablar de su obra, un increíble trabajo escultural repartido por todo el mundo, y de sus principios

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

El mar como paisaje, personaje, presencia… El cine siempre lo ha tenido en cuenta, a pesar de la máxima de un productor de Hollywood que declaró que una película en el mar era sinónimo de fracaso

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

<
>

 
 
Teatro valiente. Por Glenfiddich
 
Esta semana tuve el placer de asistir a una clase maestra impartida por Juan Carlos Corazza en el Teatro Galileo organizada por Glenfiddich junto a otros periodistas, compañeros de profesión. Una clase de interpretación teatral en torno a las decisiones valientes que homenajeaba al fundador del whisky, William Grant, y a las decisiones valientes que ha tenido que tomar esta marca a lo largo de su historia.
 
Un verdadero lujazo de la mano de uno de los maestros de actores más importantes y con mayor trayectoria. Y es que la humanidad de Juan Carlos, su talento y su increíble psicología -daba la sensación de que nos conocía muy en el interior a todos- nos hizo disfrutar del teatro desde dentro, como actores protagonistas de una función que tal vez fuera esa vida que soñamos o, tal vez, la vida que aún podemos vivir.
 
Personajes que confrontaban, cortejaban y se mezclaban con el verdadero yo en el reto de cambiar y afrontar las decisiones con valentía. Un viaje iniciático a partir del teatro que el mismo Juan Carlos Corazza deseaba que 'fuera un momento, un instante en nuestras vidas, que no se lo llevara el viento'. Y sin duda, así será.  Gracias Maestro. 

Teatro valiente. Por Glenfiddich