Advertisement

Un joven chapero que basa sus días en conseguir algo de dinero vendiendo su cuerpo, deambular por las calles, y buscar el afecto en los cuerpos de sus clientes y de sus compañeros.

Río Babel llega a su tercera edición, del 4 al 6 de julio en IFEMA.

The House of Peroni llegó por primera vez a Barcelona, para mostrar su exclusiva y dinámica mezcla de artistas, creativos y tendencias. 

Baileys estrenó su Baileys Treat Bar, ubicado enla azotea del Bastardo Hostel (San Mateo, 3)

<
>

tgSTAN

Traición sin condena

En los últimos quince años once de sus espectáculos han sido seleccionados por el Theatrefestival de Flandes y los Países Bajos, ganando en 1999 y 2003 el Gran Prix de esta competición. Desde 2000 es un incondicional del Festival de otoño de París, y en junio la compañía belga tgSTAN llega al festival de otoño a primavera de la Comunidad de Madrid con Trahisons (traición), de Harold Pinter.

La obra que representáis fue escrita en 1987. ¿La traéis a la actualidad?
No. Es un texto muy moderno. Una mujer traiciona a su marido con el mejor amigo de éste. Es un hecho universal, la traición, que sucede habitualmente. Por eso no hemos cambiado el texto, no había esa necesidad.

Pero las convenciones sociales han cambiado.
Aún así, el texto no juzga, no condena, no es moralista. Es un texto muy frágil y sensible, en mi opinión.

¿Qué es lo más sobresaliente del libreto?
El relato al revés. Todas las escenas están contadas en el orden inverso. Cuando ya ha terminado, vemos cómo la historia comienza. Es un giño genial de Pinter. Comienza en la sombra, en lo trágico, para ir acercándose a la luz.

El público ha tenido la oportunidad de ver esta obra otras veces. ¿Cuál es la aportación especial de tgSTAN?
No hay un realismo en el escenario. Todo está concentrado en los actores, que hacen una apuesta muy personal. Frank, Robin y yo no escondemos lo que sentimos. En tgSTAN prevalece el actor, pero también la persona sobre el escenario. Es la confrontación constante de los tres actores entre sí y con el texto. Intentamos estar en relación directa, abierta con el público y no ser nadie más, y sin escondernos. Desnudos, el texto y nosotros.

tgSTAN trabaja desde hace 25 años sin director. ¿Cómo es esto posible?
La compañia tiene cuatro miembros perennes, pero hay un gran número de colaboradores, otras compañ´´ias, gente que nos encontramos y con la que trabajamos... con la que conformamos una especie de constelación. Es raro que trabajemos solo los cuatro.

Aún así, ¿cómo lográis poneros de acuerdo?
Haciendo un gran trabajo democrático. Estamos siempre alrededor de la mesa dialogando. Es nuestra elección, decidir nosotros lo que hacemos, nadie más. Es difícil, cuando no funciona, cuando no encontramos un acuerdo. Por eso después pasamos meses haciendo proyectos con otras personas. Pero al final estamos ahí otra vez. En realidad, podría haber problemas con todo el mundo.

¿Qué os ha ayudado más a manteneros sobre el escenario?
La belleza de los textos. Hay tantos textos preciosos, apasionantes. El año que viene quizás trabajemos una obra de Chéjov. Hay que decir que las cosas han cambiado: antes hacíamos tres piezas en un año. Ahora nos gusta tener más tiempo.

¿Si pudiera invertarse un premio que no existe todavía en el mundo, cuál sería?
No sé... Podría ser una especie de fuerza, de pasión, de manera de vivir. En definitiva, un Premio a la Vida.

Texto: Ángela Santafé. Foto: Paul de Malsche

Trahisons, de Harold Pinter. Teatro Pradillo. Del 10 al 13 de junio. Dentro de la Programación del Festival de Otoño a Primavera 

Regalamos una invitación doble para ver esta obra. Si quieres participar lee las bases en este enlace

La compañía tgSTAN en el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid