Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

Resucitar a través de la imagen

Por Aránzazu Díaz Huerta

Hija de padres artistas, Francesca Woodman (Denver, 1958) vivió toda su vida inmersa en un ambiente creativo. A los trece años recibió su primera cámara y comenzó entonces su andadura en el universo fotográfico, un recorrido que terminaría de forma trágica y prematura con el suicidio de la joven a punto de cumplir los veintitrés años.

A pesar de todo, tras su muerte heredamos el legado de una obra enigmática, repleta de autorretratos que destilan fuerza poética. Unas figuras en ocasiones fantasmales, otras surrealistas, quizá influenciadas por su estancia en Roma, donde vivió varios años y donde la librería Maldoror se convirtió en una fuente de conocimientos artísticos. También aquí descubriría el gusto por la literatura gótica, un referente claro en sus fotografías.

Coincidiendo con la exposición de Francesca Woodman, ya inaugurada, en el Museo Patio Herreriano de Valladolid, y la que tendrá lugar en el Espacio Bernal de Madrid desde el próximo 26 de abril, Phaidon ha anunciado la re-edición (en inglés, versión tapa blanda o dura) de la monografía de la autora, con más de 250 imágenes, algunas de ellas inéditas. Además, se incluirán extractos de sus diarios y páginas de sus cuadernos de notas, ofreciéndonos así una perspectiva desconocida del mundo íntimo y artístico de la fotógrafa.

Francesca Woodman · Espacio Bernal · Lope de Vega, 17. Madrid
Del 26 de abril al 31 de mayo

Resucitar a través de la imagen