Advertisement

La de whisky española, DYC cuenta con 60 años de historia que puedes revivir en persona a través de una visita sensorial a sus instalaciones, ahora renovadas.

Arranca la gran fiesta de la verdura o lo que es lo mismo las Jornadas de la Exaltación y Jornadas de la Verdura de Tudela que se celebran este año del 12 de abril al 5 de mayo.

Cervezas Alhambra presenta un total de 17 obras pertenecientes a su plataforma de creación contemporánea crear/sin/prisa.

 

Ray-Ban Studios es un centro vivo de innovación musical e inspiración. Una plataforma cuyo motor es la individualidad en la que colaboran los músicos electrónicos de vanguardia.

<
>

Editorial Lastura
Una apuesta por la diferencia

Con 21 títulos publicados en formato físico en tan sólo tres meses, la recién nacida editorial Lastura está creciendo a un ritmo acelerado. Parece que tanto al público como a los propios escritores les gustan los conceptos de literatura multilingüe, multiformato, multigenéro  y a bajo coste que caracterizan este proyecto.  Lidia López Miguel, periodista especialista en marketing  y coeditora de esta editorial junto al escritor y  profesor universitario Xavier Frías Conde, sabe bien que es importante encontrar un nicho de mercado que le permita sobrevivir en el maremágnum de pequeñas editoriales que han surgido en los últimos meses. ¿Su receta? Arriesgar por la buena literatura sin tener en cuenta el idioma o el género.

¿No es arriesgado lanzarse hoy en día al mercado editorial con tanta competencia? Quizás sí lo sea para una editorial al uso pero creo, y espero no equivocarme, que no hay un riesgo excesivo para nosotros dado que cubrimos una parte del mercado editorial que estaba sin atender. No conozco editoriales que publiquen tanto en formato cuaderno como en formato libro como nosotros hacemos, que saquen a la luz libros en cualquier idioma y que trabajen todos los géneros literarios. Lastura asume riesgos que no todas están dispuestas a enfrentar.  Además, no me gusta la palabra competencia y me apena ver como otras pequeñas editoriales ven en sus semejantes un problema. Me gusta pensar que todas podemos remar en una misma dirección porque, al fin y al cabo, tenemos unos mismos objetivos y un mismo sueño. Como en todas partes, en el mundo de las pequeñas editoriales hay de todo, pero por fortuna cuento con amigos que también tienen sus propios proyectos editoriales y ellos pueden contar con nuestra ayuda al igual que yo puedo contar con la de ellos. Al fin y al cabo, detrás de una editorial hay personas y me niego a asumir la idea de que el hombre es un lobo para hombre.

Has hablado de las diferencias en cuanto a formatos, lenguas de publicación, generos… pero también las hay en los precios de venta al público. Si, intentamos mantener unos precios de venta al público que sean asequibles a todos los bolsillos.  Lo conseguimos, en primer lugar, ganando menos, es decir, nuestro porcentaje de ganancia por libro es bastante inferior a lo considerado normal dentro del mundo editorial, pero lo compensamos publicando muchos más títulos y vendiendo mucho más. Este es uno de los aspectos que más llaman la atención de nuestros autores porque lo que ellos persiguen es que su obra llegue a más lectores y eso sólo puede hacerse manteniendo unos precios competitivos. Sería hipócrita que no fuese así dado que no podemos estar apoyando el derecho de todas las personas al acceso a la cultura poniendo unos precios que pocos pueden permitirse. Es cuestión de ser consecuente con nuestros ideales.

Dices que publicáis muchos más títulos… ¿Eso significa que publicáis todo lo que os llega? No. Afortunadamente nos llega mucho material y nos podemos permitir el lujo de seleccionar y al mismo tiempo apostar por nuevas voces que creemos que merecen la pena. Evidentemente tenemos de todo pero manteniendo una línea de calidad, desde autores noveles que publican con nosotros por primera vez, como es el caso de Carmen Ruth Boillos, hasta escritores con una gran trayectoria como Ángel Guinda o César Ibañez París, pasando por poetas como Isabel Miguel que, sin haber publicado ningún poemario hasta ahora, lleva bastantes años dirigiendo varias revistas poéticas y organizando eventos culturales.

¿Y cómo conseguís que autores con esa trayectoria publiquen con vosotros? Tanto Xavier Frías como yo tenemos la suerte de estar rodeados de grandes escritores amigos que son tremendamente solidarios y están casi tan entusiasmados como nosotros con esta editorial. En estos meses también hemos conocido a mucha gente nueva que se ha contagiado de nuestra ilusión y que comparte nuestra visión. Eso es quizás lo más gratificante de todo.

¿Qué métodos de distribución tenéis? Queremos economizar gastos para poder ofrecerle al lector un precio justo y asequible en los tiempos que corren, es por ello por lo que no trabajamos con distribuidoras. Ahora mismo distribuimos a través del canal de venta online de nuestra web (www.lastura.org), en ferias y presentaciones, y algunas librerías tanto de España como del extranjero (Portugal y República Checa, de momento). Con sinceridad, creo que no nos interesa estar en todas partes sino más bien en sitios clave en los que encontramos un público especial, esas personas cuyas inquietudes literarias van más allá de los best-seller.

En estos tres meses habéis publicado 21 títulos en formato físico, otros tantos en formato digital y habéis hecho presentaciones en Madrid, Toledo y Valencia… ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos? Tenemos una agenda apretadísima. Por una parte estaremos presentes en la Feria del Libro de Soria (Expoesía) del 16 al 21 de julio y sólo dos semanas después, el 3 de agosto, estaremos presentando tres libros de infantil en portugués y mirandés en Sendim (Miranda do Douro, Portugal). Esto es lo más inmediato, pero en septiembre y octubre tenemos una agenda colmada de presentaciones en Madrid, entre ellas, “Microhistorias para libélulas” de Laura Frost y “Materia del amor” de Ángel Guinda. En noviembre nos vamos a presentar “Una cerveza para Kafka” de Xavier Frías a Praga, y en diciembre tenemos aún más presentaciones tanto en Madrid como en Sevilla y Salamanca.  Y entre presentación y presentación, sacaremos cuatro nuevos títulos dentro de la colección “O Roibén” de poesía en gallego y portugués , otros tantos en versiones multilingües en la colección “Draconia” de literatura infantil  y lanzaremos la colección de teatro “El apuntador” que será estrenada con una obra del dramaturgo Miguel Ángel Mañas con el que ya tenemos varios proyectos en previsión. En fin, que no nos falta ni el trabajo ni la ilusión, todos los días nos surge algo nuevo y vamos rellenando los escasos huecos vacíos que van quedando en la agenda.

 
 

Editorial Lastura: una apuesta por la diferencia