Advertisement

Un joven chapero que basa sus días en conseguir algo de dinero vendiendo su cuerpo, deambular por las calles, y buscar el afecto en los cuerpos de sus clientes y de sus compañeros.

Río Babel llega a su tercera edición, del 4 al 6 de julio en IFEMA.

<
>

Geof Kern ilustra nuestro Calendario 2014

Geof Kern (Nueva York, 1950) es uno de los fotógrafos estadounidenses más aclamados internacionalmente, tanto por la prensa como por el boca a oreja, e incluso tiene una colección de fotos expuesta de forma permanente en el Musée des Arts Décoratifs de París. Los críticos lo han llegado a comparar con Magritte por sus imágenes surrealistas, pero su proceso creativo tiene mucho de racionalista, porque siempre parte de una ilustración en la que boceta un concepto que después transforma en fotografía.

Qué surrealistas son sus fotos. ¿Lo aburre el mundo real? No, el mundo real es hermoso y miserable al mismo tiempo, no hay manera de aburrirse... Pero, a diferencia de la fotografía que busca inmortalizar personas, situaciones o eventos, yo quiero hacer una fotografía conceptual, que exprese ideas, sin preocuparme mucho por tendencias. Y sí, por eso las composiciones pueden resultar irreales a veces.

Aunque también ha publicado en revistas como fotógrafo de moda y viajes y ha sido fotógrafo de campañas publicitarias.

¿No se siente cómodo en esos terrenos? Me gusta más la fotografía conceptual. Pero te voy a decir una cosa: lo de clasificar a los fotógrafos en epígrafes como “moda” o “viajes” se hace desde hace unos años, y a aquellos que se mueven por varias áreas los llamamos “todoterrenos”. Pero yo he sido todoterreno siempre, nunca he querido encerrarme en ningún género.

Y, ¿qué sensaciones quiere transmitir con sus fotos? Sensaciones positivas y, a poder ser, originales, que te pongan buen cuerpo, e incluso te inviten a compartirlas. Creo que mi trabajo vale la pena.

¿Cómo empezó a hacer fotos? Como afición, en la adolescencia, en la década de los 60 y a partir del cine: vi las películas Trenes rigurosamente vigilados (Jiri Menzel), Simpatía por el diablo (Godard), La bella y la bestia (Cocteau ) o Vampiresas (Mervyn LeRoy) y me inspiró mucho su estética, en especial la última. Así, a los 18 o 19 años, había descubierto mi vocación, aunque no pude dedicarme a ella hasta más adelante.

A veces inspira sus fotos en cuentos de ficción como Alicia en el país de las maravillas. ¿Cuál es su cuento favorito?

La mayoría de los trabajos que he hecho relacionados con Alicia han sido encargos. Me gustaría trabajar sobre El Profeta de Kahil Gibran, pero me encajaría más la ilustración…

¿Cómo sería su fotografía si no viviera en la era de la fotografía digital?

Bueno, cuando empecé no había fotografía digital, ¡ni siquiera polaroids! Y medir la luz era muchísimo más difícil que ahora. Esos sistemas te obligaban a estar mucho más pendiente de las herramientas, y ahora puedes concentrarte plenamente en el contenido.

Ahora, todos presumimos en Instagram o Pinterest de hacer fotos espectaculares, gracias a las cámaras digitales y los smartphones. ¿Cómo evalúa esta tendencia?

En realidad, para mí es no es la fotografía. La fotografía tiene que ver con la artesanía, las ideas originales, la excelencia en la producción. La instantaneidad y poner un filtro del que todo el mundo dispone es producción industrial. 

¿Cuál de tus fotos convertirías en real?

¡Son reales! Las he creado para estar ahí plasmadas.

Sus fotos se exhiben en grandes sitios como el Musée des Arts Décoratifs de París. ¿Cómo le hace sentir eso? Creo que debo prestar más atención a ese tipo de actividades, a exponer para el gran público, más que a hacer encargos privados.

¿Qué le pide al 2014? Lo que te decía antes, tomarme más tiempo para exponer mis fotos, y hacer menos encargos y más ideas personales. A mucha gente os llama la atención mi trabajo. Os lo debo.

www.geofkern.com

TEXTO: Paloma F. Fidalgo

Foto: Geof Kern

Geof Kern, el fotógrafo de nuestro Calendario 2014