Advertisement

Un joven chapero que basa sus días en conseguir algo de dinero vendiendo su cuerpo, deambular por las calles, y buscar el afecto en los cuerpos de sus clientes y de sus compañeros.

Río Babel llega a su tercera edición, del 4 al 6 de julio en IFEMA.

The House of Peroni llegó por primera vez a Barcelona, para mostrar su exclusiva y dinámica mezcla de artistas, creativos y tendencias. 

Baileys estrenó su Baileys Treat Bar, ubicado enla azotea del Bastardo Hostel (San Mateo, 3)

<
>

titulo juana martin

Juana Martín

Colores para los tiempos que corren

Lo primero, un bombón. "Hay que endulzarse la vida", dice con una amplia sonrisa que logra superar el cansancio evidente y la presión que la Cibeles Madrid Fashion Week le produce. Una colección llamada "El tiempo de los gitanos" no podría ser de otra persona que no fuera Juana Martín. Desde el año 2005 esta joven diseñadora cordobesa no deja de asistir a la pasarela que la encumbró a nivel nacional. Aires mágicos, colorido, melodías, sentimientos nacidos del estudio de la obra del cineasta Emir Kasturica son su propuesta para la mujer de la primavera-verano 2010.

Parece que no vas a proponer de nuevo el monocromatismo típico de tus anteriores colecciones. Este año hemos optado por más color, más vida, más luz. Yo creo que sobre todo para que la gente lo perciba así. Creo que es fundamental tener un poquito de optimismo en los tiempos que corren. Lo que intentamos es que la gente el próximo verano quiera vestir de color.

Por tu propia evolución como diseñadora o porque así lo quiere el mercado, ¿podemos decir que te has "desaflamencado"? En realidad, vas evolucionando lógicamente con el tiempo y es verdad que tengo dos vertientes una flamenca y otra que para nada lo es. Y en este caso yo creo que la gente viene buscando otro concepto, no deja de tener un punto (flamenco) siempre, pero no se cierra tanto en el flamenco.
Entonces buscas diferenciar tu ropa. Sí, claro. Intento diferenciar el prêt-à-porter de la flamenca pero sigue teniendo un poco su esencia en la propia diferencia.

El estilo de la mujer "Juana Martín", ¿se puede definir? Sí (dice con aplomo). Es una mujer atrevida, rompedora, con personalidad y que le guste que la miren. Porque yo creo que sobre todo por encima de la elegancia intentamos ser especiales, tener un sello personal. Y sobre todo le tiene que gustar vestir de mí.

¿Qué significa un volante? Vida. Una vida propia. El concepto es porque se me mueve, es femenino, sensual, insinúa. Todas esas cosas un volante puede tenerlas un volante.

¿Qué es lo que no puede faltar en tu armario? Algo negro siempre, siempre. Pero es que eso no puede faltar en el armario de ninguna persona. Un buen vestido negro, algo negro/blanco, siempre ha de haber cositas de esas.

¿Cuál es tu prenda fetiche? Para mí, unos buenos vaqueros son fundamentales.

Como diseñadora, ¿sientes que eres punto de mira por cómo vas vestida? Para nada, uf. Yo creo que soy bastante bohemia y cojo lo primero que pillo. Si es vaquero pues vaquero, si es falda corta pues eso. No intento ir en plan llamativa, sino ser coherente y pasar desapercibida. Pero bueno, luego a la hora de la verdad sí me gusta vestir y que la gente mire.

¿Cómo te inspiras a la hora de crear? La inspiración llega, como decía Picasso, trabajando. No hay mejor inspiración que cuando trabajas y vas viendo cómo evoluciona una prenda y en este caso nos hemos inspirado en una película de Kusturica para dar otro vertiente y otro concepto y, bueno, me gusta y sobre todo cuando te sientes bien.

¿Cómo es tu proceso de creación una colección? Te puedo asegurar que en 10 días ha habido muchísimos cambios, por eso no te puedo hablar de un proceso definitivo. Hay cambios, como el tiempo. Las colecciones van surgiendo, sobre todo cuando vas trabajando mucho en ellas. El procedimiento, podemos empezar con un tiempo excesivo y luego en una semana dar un giro de 180º O sea que es muy complejo.
Adolfo Domínguez presume de ir siempre vestido de su ropa porque le sale más barato, y le gusta más. ¿Vistes siempre de Juana Martín? No,no, no,no. (dice entre risas)

¿Qué firmas te gustan a la hora de comprar ropa? Cuando compro algo es en plan vaqueros, camisetas... no suelo comprar ropa de fiesta y eso, porque es en esos casos cuando visto de mí, de mi firma. Pero sí que es verdad que para diario da igual, no suelo mirar de quién es. Voy y me lo compro. Si estoy fuera de España pues si me gusta algo no miro marcas.

¿Te afecta el fenómeno de que algunas grandes marcas copian diseños y los venden baratos? Bastante (es rotunda). Me afecta a mí y a la mayoría. Lo que pasa es que si que es verdad que es la moda, no te hablo de calidad, pero sí de diseño y en cierto modo intentamos destacar haciendo algo más selecto, más personal y artesanal.

En lo que se refiere a proyectos, ¿cuáles tienes a corto plazo? ¿Qué te queda por hacer? Abrir fronteras, estamos intentando lanzar la firma en París. Estamos en muchos proyectos, con muchísima gente. En fin, intentando estar ahí. Lo que me queda... mucho, todo (dice con la boca llena). Estamos empezando a trabajar y espero que me quede mucha carrera por delante.

La pregunta de esta 50 edición de Cibeles es ¿hay que temer la vuelta de las hombreras? ¿Son realmente hombreras las que están viéndose por la pasarela? Yo creo que el hecho de que vengan las hombreras es como todo, cada uno aceptara lo que le venga bien. Creo que la moda se expone, y el consumidor escoge. Habrá gente que sea adicta a la moda y le pegue o no se lo ponga. Y habrá gente con personalidad propia y que no en todo lleve hombreras. Puede tener solo una prenda que las tenga y sea especial. Creo que el público escoge y el que decide.

Texto: Rocío Ponce
Fotos de la colección "El tiempo de los gitanos" de Juana Martín

Juana Martín: Colores para los tiempos que corren