Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

CARMEN BOZA. La mansión de los espejos

Mahou organizó entre el 21 y el 25 de octubre una propuesta musical original e inaudita: Música sin cobertura móvil. Una serie de conciertos en las salas Clamores y Galileo que buscaba la complicidad absoluta con el público sin las interferencias del 'wifi'. Carmen Boza fue una de las artistas que participó en la iniciativa, así que le preguntamos por la experiencia. 

'La experiencia en sí misma, bien; creo que la incapacidad impuesta de retransmitir la experiencia  permitió a los asistentes sumergirse de una manera mucho más completa en el momento que estábamos creando. En lo que a difusión se refiere, peor; por razones obvias, aunque puntualizando diría que no es por pereza que creo que repercute en la difusión, sino porque lo que motiva al público a compartir la experiencia no es darle difusión al artista en la mayoría de los casos, si no compartir su propia experiencia con sus seguidores. Por lo tanto, viéndolo así, esto pierde absolutamente el sentido si ha de contarse en retrospectiva. Supongo que no se puede tener todo.

¿Tu relación con las redes sociales? Ha sido plataforma  de  lanzamiento para tu trabajo, pero tendrá su lado 'invasivo'...
Sin duda, lo tiene, aunque diría que el lado invasivo de las redes sociales no es un problema de la herramienta, sino del usuario. En otras palabras: mi relación con las redes sociales es más un matrimonio de conveniencia que amor u odio.

¿Qué  es  La  Mansión  de  los  Espejos  para  alguien  que  no  haya  escuchado el disco?
Un conjunto de textos que exploran las que yo en este y otros momentos consideré que eran las más grandes cualidades humanas y que canto con relativa soltura, pero producido y arreglado de una manera exquisita por Toni Brunet.

¿Qué (o quién) te inspira para escribir?
Todo lo que tiene contacto conmigo de una manera u otra en la mayoría de los casos. Aunque si tuviera que ser concreta, diría que el dolor, como a la inmensa mayoría de los creadores, es mi mayor inspiración.

¿Lo que más te gusta de Madrid y lo que más echas de menos del sur?
De Madrid me encantan los cientos de bares de su padre y su madre que hay y la luz de la Gran Vía a las nueve de la mañana, que es precisamente lo que echo más de menos del sur: la luz.

¿España es un buen lugar para ser artista? 
España es un bonito país, se come bien y vives cómodo si no estás demasiado jodido por algún banco o por una mala decisión. Pero no sé si diría que es un buen lugar para ser artista precisamente por esto que enumero, la comodidad adormece el impulso creativo. 

Supongo que ningún lugar es bueno para ser artista y que serlo lleva intrínseco cierto grado de inconformismo, pero hay que ser demasiado valiente para todo. Modificaría, en primer lugar nuestra actitud pasiva y manida respecto a la cultura en particular y a todo lo demás en general; en segundo lugar el gravísimo IVA que los músicos tenemos que soportar.

Carmen Boza: 'De Madrid elijo los bares, del sur me falta la luz'