Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

agenda, arena, concierto, cultura, Madrid, musica, the drums

The Drums. Surfeando Clichés

Por Ángela Cantalejo

Este dúo neokorkino, que ya demostró en recientes visitas lo reacios que son a quedarse en el hype de radio fórmula, pasan de nuevo por nuestro país dispuestos a demostrar que menos es más. Después de un serio replanteamiento de la banda y de sacara a la luz recientemente su último trabajo, Encyclopedia (2014), estos jóvenes promesas se enfrentan, no lo neguemos, a la defensa de un álbum algo raruo en comparación con el pop playero y gustoso al que nos tenían acostumbrados.

Eso no significa que, en esto de buscar un sonido único, se hayan embarcado en un viaje sin retorno: el disco mejora con cada escucha y es cierto que aún podemos escuchar algún temazo "marca de la casa" como Kiss Me Again. Llevan tiempo sin dejarse ver por aquí y están dispuestos a perder a algún que otro fan 'mainstream' por el camino con tal de seguir haciendo lo que les pide el cuerpo. ¿Madurez? Probablemente. 

The Drums. Sala Arena. 22 de noviembre

Concierto de The Drums. Sala Arena