Advertisement

El barrio de Chueca y algunas de las principales calles de Madrid sacarán sus banderas arcoíris para celebrar las fiesta del Orgullo LGBT, que este año coincide con el Worldpride. Ahí van las actividades culturales imprescindibles. 

Invertir el tiempo necesario para dedicar tiempo a las cosas que importan. Cervezas Alhambra ha creado la plataforma Crear / Sin / Prisa para reivindicar la calma

Madrid no tiene playa pero es un oasis cultural. Y en el epicentro, MINI Hub. Un lugar diseñado para el promover el diseño, la innovación, la sostenibilidad y mentes creativas. ¿Entras?

Russian Red se fue a Los Ángeles hace tres años y nunca más volvió. Allí puso en venta sus vintages, dejó la música, se casó y reconstruyó una iglesia abandonada. Ahora presenta Karaoke

<
>

Conciertos acústicos sin cobertura móvil

Música sin cobertura móvil. Es la nueva propuesta de la experiencia 'Los Cómplices de Mahou'. Una serie de conciertos que se celebrará en las míticas salas Clamores y Galileo Galilei entre el 21 y 25 de octubre. Los artistas implicados en esta nueva propuesta -que pretende exprimir la experiencia musical y minimizar los daños colaterales del 'wifi'- son Sidecars (Día 21, 21.30 Clamores); Ivan Ferreiro (Día 22, 21 h Galileo Galilei), Carmen Boza (Día 23, 21 horas en la Galileo Galilei), Carmen París (Día 24 a las 21h en Galileo Galiei) y Ariel Rot (Sábado 25 a las 21.30 horas, Clamores).

Los cinco artistas actuarán para un público reducido en un concierto íntimo en el que no habrá cobertura móvil. Una decisión que pretende promover la cercanía entre público y artistas. De hecho, al terminar los conciertos, los 'Cómplices de Mahou' compartirán anécdotas íntimas con los asistentes.

Álex O’dogherty y Antonio Castelo serán los maestros de ceremonias que amenizarán cada encuentro junto a Ángel Viejo y Germán Pérez, dueños de las salas Galileo Galilei y Clamores, respectivamente. Además, los críticos musicales de Radio 3 Santi Alcanda y Fernando Íñiguez aportarán su experiencia musical para recorrer junto a cada artista su trayectoria profesional.

Para evitar taquicardias por no poder inmortalizar el momento, las salas tendrán fotógrafos propios que sacarán Polaroids del evento para regalar a los asistentes. Las personas que quieran publicar en redes sociales, podrán compartir las imágenes y difundirlas (después de los conciertos, claro). 

Conciertos acústicos sin cobertura