Advertisement

Es posible llegar donde otros no han llegado, luchar por unos ideales, mostrárselo a otros y crear auténtica belleza bajo el agua. La prueba es el escultor, activista y fotógrafo Jason de CairesTaylor y otros que han seguido su estela. Hablar de arte bajo el agua es hablar de su obra, un increíble trabajo escultural repartido por todo el mundo, y de sus principios

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

El mar como paisaje, personaje, presencia… El cine siempre lo ha tenido en cuenta, a pesar de la máxima de un productor de Hollywood que declaró que una película en el mar era sinónimo de fracaso

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

<
>

James Rhodes en concierto 

Por Benjamin G. Rosado

No ha descubierto la pólvora, pero sí ha ayudado a popularizar la música clásica. Y eso es mucho decir. Alérgico a las formalidades, en sus recitales el pianista británico se dirige directamente al público para explicarle por qué toca lo que toca y qué ha aprendido de Bach, Chopin y Beethoven que merece tanto la pena. Con su escalofriante biografía -Instrumental (Blackie Books)- bajo el brazo, Rhodes explicará, una vez más, cómo las Variaciones Goldberg le salvaron la vida. Con la misma editorial lanzó este otoño Toca el piano (Blackie Books), un método para aprender a tocar un preludio de Bach en seis semanas. 

Palau de la Música · 24 de febrero

James Rhodes en concierto