Advertisement

Un joven chapero que basa sus días en conseguir algo de dinero vendiendo su cuerpo, deambular por las calles, y buscar el afecto en los cuerpos de sus clientes y de sus compañeros.

Río Babel llega a su tercera edición, del 4 al 6 de julio en IFEMA.

The House of Peroni llegó por primera vez a Barcelona, para mostrar su exclusiva y dinámica mezcla de artistas, creativos y tendencias. 

Baileys estrenó su Baileys Treat Bar, ubicado enla azotea del Bastardo Hostel (San Mateo, 3)

<
>

Ellis Faas

Labios de armas tomar

Ellis Faas es la maquilladora escogida para nuestra puesta en escena, no en vano es una de las maquilladoras más influyentes de la actualidad, ha trabajado para L´oréal, Clinique, Mac y Lancome. Ahora se lanza al mercado con Ellis Faas, una línea propia de productos de belleza con los que está revolucionando el mercado.

¿Qué tipo de maquillaje recomendarías a alguien que vaya a “asistir” nuestra fiesta imaginada? Creo que sería indiscutible hacer un maquillaje completo en mi caso. Me encantaría llevar un sombrero de conejo de la diseñadora danesa Monique Van Heist.

Después de haber trabajado para marcas punteras lanzas tu propia línea ¿es una aventura o un paso más en tu carrera? Creo que cada nuevo paso en la carrera de un freelance es una aventura y a la vez un reto. Elegí hacer lo que hago por pasión, no por dinero o fama. Es la necesidad de hacer o crear algo lo que hará que des pasos que parecen peligrosos. Pero es la única manera de ser capaz de crecer, ¡o de caer!

Con la forma de bala, de munición, de tus productos, ¿querías hacer una analogía entre el maquillaje y las armas de mujer? Debería verse como una ironía. Me gusta el sentimiento de “cargar las pilas” para el día. Igual que cuando te pones un cinturón o los zapatos, preparada para el mundo que nos espera ahí afuera. Pero principalmente me gustaba la línea. Siento más afinidad con las mujeres que están dispuestas a encarar el mundo que con esas chica “Barbie” de labios rosas. 

Dices que tus productos no siguen tendencias, que son básicos que continuarás produciendo. ¿Es posible sobrevivir en tu sector dejando a un lado lo que está de moda? Nunca quise dar a entender que nuestros productos no fueran tendencia – creo que su aspecto y sentido son realmente modernos-. Pero a lo que me refiero es que las tendencias desaparecen y el concepto de color de nuestros productos no tiene fecha de caducidad. Los mantendremos a todos en la colección, no diremos “última temporada, este rosa era el mejor, pero ahora tenemos uno nuevo, mejor rosa”. Para mí eso no tiene sentido. Pero nuestro estuche Ellis (el de forma de bala) es sólo para esta temporada. El clásico se mantendrá en la colección, pero cada nueva temporada planeamos salir con ediciones limitadas que espero se conviertan en productos de coleccionistas.

Si tuvieras que quedarte sólo con un producto de belleza… Sería un corrector y base de maquillaje. Creo que cuando tu piel luce bien, tú luces bien y no importa qué apliques de más.

¿Alguna anécdota de alguna fiesta o evento en el que trabajases? Una vez hice un show para Sonia Rykiel donde ponía labios gelatinosos a las chicas. No podían ni siquiera hablar o sonreír. Era muy divertido ver cómo trataban de ingeniárselas para comunicarse.

Texto: Rocío Ponce

Labios de armas tomar