Advertisement

“Brava” es el viaje sensorial de dos creadoras cuyos imaginarios vitales y artísticos se unen, complementan y entremezclan en un recorrido de doble dirección: dos formas de mirar, de narrar, de retratar.

De la mano de la cerveza El Águila, el Calendario de la Cultura de la revista El Duende quiere que descubras un Madrid lleno de tendencias y nuevas experiencias culturales auténticas.

Del 2 al 29 de febrero en la Cineteca llega a Matadero un ciclo del mítico estudio británico Aardman bajo el título ‘Aardman.

<
>

 Miami, de Tim MacPherson

Tim MacPherson

Tim MacPherson firma 10 de las 12 fotos que ilustran los meses del Calendario de la cultura 2011, publicado por El Duende. Es un fotógrafo británico con experiencia en prensa y publicidad. Ha publicado en revistas como GQ, Tatler o Sunday Times, y en la lista de sus clientes figuran Honda, McDonalds, Nikon o Phillips, entre otras grandes marcas. Gracias a su talento creativo y su dominio de la técnica, algunas de sus imágenes están expuestas de forma permanente en la Royal Photographic Society y en la National Portrait Gallery de Londres, y  ha ganado un buen puñado de premios.

¿Cuáles han sido los mejores momentos que le ha proporcionado la Fotografía?

Hay tantos momentos... Ver amanecer en un campo de cactus de Arizona, la enorme emoción que sentí al fotografiar desde un helicóptero una armada de barcos, helicópteros y aviones de la guardia costera americana mientras se acercaban a mí... Y me proporciona también cosas más sencillas: cuando trabajaba para el suplemento del Sunday Times pasé un par de días en Eagles Nest, la casa y estudio que tenía en St. Ives el pintor Patrick Heron. Fue increíble conocerlo y ver qué lo inspiraba al trabajar. Además, me gusta trabajar en producciones, ser parte de un grupo unido por una creación.

¿Qué fotos cuelgan de las paredes de su casa? ¿Las suyas?

Me encanta renovar las fotos de mis paredes. ¡Pero muchas veces no sé si es buena una foto que he hecho! Me lleva bastante tiempo seleccionarlas. Las cambio con frecuencia, aunque el paisaje de Kazajstán (Cows and cars) parece que permanece.

En sus retratos la gente posa para usted, normalmente. ¿No le gusta "robarles" los gestos? ¿Y cómo crea la mejor atmósfera para hacer un retrato?

Sí quiero que la gente pose, pero no necesariamente todo el rato. Si es posible, me gusta trabajar con actores. Y quiero estar seguro de que puedo hacer bien un trabajo, y terminarlo. No se puede confiar en que va a ocurrir algo accidental, en especial si el trabajo es un encargo, si manejas dinero ajeno. Lo básico es crear el mejor clima para la escena, ganarte la confianza del modelo y hacer que se relaje, solo así conseguirás su mejor cara. A la hora de hacer la foto me vuelvo una cotorra, y así a los modelos no les queda más opción que pensar exclusivamente en la imagen.

¿Encuentra buenas fotos o hace buenas fotos?

Nunca he sido un gran fotógrafo de reportajes, es decir, alguien que captura un instante en una foto. Soy más reflexivo. Me invento imágenes construidas con varios elementos antes de coger la cámara. Aunque a veces me ocurren cosas geniales e inesperadas, y cambio de idea sobre la marcha. Me parece muy interesante trabajar junto con un director artístico, porque no soy una persona de ideas fijas, y me gusta el intercambio de ideas. Así, los encargos se vuelven más excitantes, porque no consisten exclusivamente en lo que tú quieres hacer, ¡lo cual es todo un reto!

Ha sido tanto fotógrafo publicitario como fotógrafo de prensa. ¿Haciendo cuál de las dos cosas se encuentra más cómodo?

Me gusta lo que ambas me aportan. En prensa tienes que pensar rápido, pero también tienes la libertad de hacer lo que quieres. La fotografía publicitaria está más condicionada, pero se dispone de más tiempo para maquinar la idea y producir la imagen. Con frecuencia, un presupuesto mayor permite al fotógrafo y al director de arte pensar de una forma distinta y así construir una escenografía diferente, ir a una ubicación increíble, o apostar por una idea innovadora y loca.

¿Trabaja a fondo las fotos una vez hechas o persigue la toma buena en el momento en el que dispara con la cámara?

Soy un fotógrafo de la vieja escuela, y por tanto siempre intento conseguir la mejor fotografía en el momento de la toma. Pero ese momento tiene limitaciones, incluso cuando estás haciendo un trabajo personal. No siempre puedes hacer todo cuanto te gustaría en el tiempo que tienes para sacar la foto, o puede que lo que pretendes sea imposible. La postproducción es una herramienta buenísima para la Fotografía, como puede serlo el gran angular. Yo quiero tener un control absoluto de la imagen y me gusta imprimir mis propias fotos, así que prefiero cambiarlas con Photoshop que pasarme semanas encerrado en el cuarto oscuro.

¿Que proyectos fotográficos tiene para 2011?

¡¡Muchísimos!! Voy a continuar con mi serie sobre clubes rurales nocturnos, en la que fotografío a gente bailando. Capturo el momento, lo que para mí significa hacer algo un poco diferente de lo que suelo hacer.

www.timmacpherson.com

 www.martacalheiros.com

Tim MacPherson