Advertisement

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida.

<
>

 

ruben, ostlund, revista, cultura, fuerza, mayor, cine, amor

RUBENÖSTLUND. Avalancha emocional

Por Andrea G. Bermejo. Fotograma de 'Fuerza mayor'

Fuerza mayor es el cuarto largometraje de Ruben Östlund, cineasta con mirada de sociólogo y bastante mala baba en lo que respecta al amor. Aprovechamos su estreno en España (27 de febrero) para entrevistar al director sobre catástrofes familiares, primeras citas y vídeos de YouTube.

Imagina que estás en la cola del cine para ver tu propia película y detrás de ti hay una pareja en su primera cita que te pregunta de qué va. ¿Qué les dirías?
Les contaría el incidente de la avalancha [la que sufre una familia perfecta, de vacaciones en una estación de esquí, lo que descubre la verdadera personalidad de cada uno] y les diría que uno de mis objetivos al hacer la peli era aumentar el porcentaje de divorcios en la sociedad [se ríe]. No, al revés, creo que esa pareja podría usar la película como un test de su relación. En vez de pasar juntos diez o veinte años, Fuerza mayor podría servirles para decidir rápidamente si deberían separarse o no.

¿Entonces recomiendas Fuerza mayor para una primera cita? Sí. Mi película crea la posibilidad en el espectador de ser abiertamente quien es. Eso está genial para una primera cita, así no empiezas a hacer un papel delante de tu futura pareja y no te rindes a las expectativas que se tienen en un primer encuentro. Creo que mi peli resultará más difícil de ver a las parejas que lleven más tiempo juntas.

¿Te refieres a las parejas que se cepillan los dientes con cepillo eléctrico como la que protagoniza Fuerza mayor? ¿Es el cepillo eléctrico el fin del amor en un matrimonio? Nunca había pensado en ello pero puede que tengas razón. Para mí, el cepillo eléctrico es la prueba de que vivimos en una sociedad en la que tenemos demasiado tiempo y recursos y en la que podemos pensar en los problemas triviales de nuestras relaciones en vez de mirar con una perspectiva más amplia. En cualquier caso, pienso que el cepillo eléctrico es muy bueno para los dientes. Mucho mejor que el cepillo normal.

Para mí la película opone la supervivencia del individuo a la de la familia. ¿Si gana uno pierden todos? No lo sé, yo me he limitado a hacer una investigación sociológica. Cuando se trata de sobrevivir tienes que actuar de forma egoísta. Lo más chocante de las estadísticas es que los hombres tienen una habilidad mayor para sobrevivir que las mujeres y los niños. Por otro lado, la sociedad nos dice que los hombres tenemos que defender a nuestro país, a nuestra familia… Pero ante el instinto de supervivencia la cultura se deja de lado.

Tus películas son como tratados sociológicos. ¿Dónde aprendiste eso? Creo que los aspectos sociológicos del ser humano son muy interesantes, más que la manera anglosajona de contar historias. No me interesan los juicios morales llenos de clichés, sino entender al ser humano.

Podríamos decir incluso que Fuerza mayor es lo contrario de una comedia romántica. ¿Sabes que la gente que ve muchas comedias románticas se divorcia más que la que no las ve? Eso es divertido, siempre buscarán al amante perfecto y cuando se casen les resultará decepcionante.

¿Pero crees que la realidad siempre es decepcionante? Para nada. Creo que la realidad es rica, compleja, llena de buenos comportamientos y compasión. Pero no me gustan los retratos sentimentales de los seres humanos.

¿Y qué me dices de tu relación con el cine? ¿No es pasional o sentimental? No. Yo empecé como director de películas de esquí. Era un loco del esquí y de las montañas. Luego me cansé y me metí en la escuela de cine, pero era muy distinto al resto de mis compañeros de clase, no tenía esa relación apasionada con la historia del cine que mostraban ellos.

Creo que la imagen en movimiento es una herramienta fantástica para describir a los humanos pero también que el cine está tan intrincado en su propia historia que se repite. Por eso, una de mis mayores fuentes de inspiración es YouTube. Por ejemplo, la última secuencia de Fuerza mayor, la del autobús, la saqué de un clip que se llamaba 'Idiot spanish schoolbus driver almost kills students'. Pero es igual que el video que grabé cuando no me dieron la nominación al Oscar. Ese clip de YouTube yo lo llamaría 'Director sueco pierde los papeles cuando no lo nominan'.

Si un productor te dijese que quiere producir una película sobre el primer a amor o el amor a primera vista… ¿Serías capaz de hacerla desde tu manera sociológica? No creo… Pero acabo de estar en EE UU y es increíble cómo todos sus guiones acaban con esta frase: 'y también es una historia de amor'. No tienen la seguridad en sí mismos de contar algo sobre la existencia humana sin añadir que es una historia de amor. Y eso no significa que yo no crea en el amor a primera vista porque sí que creo.

Claro que es posible que veas a alguien y te atraiga y sientas que lo tienes que conocer. Pero en lo que no creo es en cómo tratamos el amor, sobre todo cuando tiene que parecerse a lo que nos cuenta Hollywood que es. Como cuando en Fuerza mayor el hombre rescata a su mujer en la niebla, la lleva en brazos, la deposita en el suelo y dice: '¡Lo hemos conseguido, lo hemos conseguido!'. En Hollywood cortarían ahí. Pero qué interesante es que la cámara siga mirando, que se levanten, que se sacudan la nieve y que tengan que bajar al valle esquiando, que la vida continúe. 

arte, cultura, amor, revista, duende, agenda, ocio, madrid

Estreno. Fuerza Mayor