Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

soledad, vélez, entrevista, duende, amor, revista, cultura, ocio, agenda

La melancolía de SOLEDAD VÉLEZ

Por Ángela Cantalejo

Esta joven chilena 'se rompe' cuando canta. Y lo hace solitaria, haciendo honor a su nombre, y a oscuras. Porque, al igual que del silencio se crea la música; de la oscuridad, también nace la luz.

Encontró un hogar adoptivo en los escenarios españoles. Su romance con la música empezó en ultramar, pero aquí, en España, ha engendrado dos soberbios LP’s, Wild Fishing (2012) y Run With Wolves (2013) que son dos buenos bofetones a la mediocridad, a las cosas hechas a medias.

Soledad Vélez se rompe pero no por fragilidad, más bien estalla en pedazos de cristal, de estrellas, de musgo, de piedras y de carne. Ella es, sin duda, una de las musas rara avis de los sentimientos más primarios: tristeza, nostalgia, pasión, ternura…

¿Cuál fue tu primer amor 'musical'? Mi primer amor musical fue Elvis Presley supongo, con tan solo 10 años cuando me enteré de que había muerto, estuve durante varios días muy deprimida. Sigue siendo uno de mis grandes amores musicales. Él y Jeff Buckley.

¿Con qué artista, de cualquier disciplina, has sentido un 'flechazo' en los últimos tiempos? Tuve un flechazo hace un año con el escritor Vardis Fisher, autor de El Trampero, novela que fue llevada al cine en Las aventuras de Jeremiah Johnson (1972). También con bandas como Warpaint, Savages o las barcelonesas Santa Rita. 

¿Asociarías tu primer amor con alguna canción? Claro, supongo que todos lo hacemos, pero no puedo desvelarte la canción, es mi 'guilty pleasure', sigo cantando en privado esas canciones, pero como te digo, en privado.

Tu canción romántica favorita; la propia y otra compuesta por otros. Creo que no tengo ninguna canción romántica propia y, aunque no lo creas, las pocas canciones que tengo de 'amor' las hice para mis hermanas y mujeres que han estado allí, en Chile, brindándome apoyo cuando he estado lejos de casa. Será más fácil decirte canciones compuesta por otros como I’d do it all again, de Corinne Bailey Rae. Aunque he de reconocer que me gustan del tipo 'heartbroken: la tristeza y la melancolía me llaman. 

Tu mejor estrofa o estribillo en una canción de amor. No words. 

Cuando compones temas de amor ¿Qué te inspira más, el amor correspondido o el desamor? El desamor mueve montañas, siempre.

¿Cómo definirías el amor/pasión hacia la música? Es una relación bien avenida, mis canciones para mí son lo único que sé que permanecerán a mi lado, estarán allí cuando esté triste o feliz. Por la misma razón, cuando trabajo en un disco nuevo es de suma importancia que todo lo que se oiga sea completamente fiel a la idea y al concepto que he tenido con ellas desde un principio, desde el sentimiento del cual salieron, y así se mantengan honestas.

revista, duende, amor, cultura, agenda, ocio, madrid

La melancolía de S. Vélez