Advertisement

Es posible llegar donde otros no han llegado, luchar por unos ideales, mostrárselo a otros y crear auténtica belleza bajo el agua. La prueba es el escultor, activista y fotógrafo Jason de CairesTaylor y otros que han seguido su estela. Hablar de arte bajo el agua es hablar de su obra, un increíble trabajo escultural repartido por todo el mundo, y de sus principios

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

El mar como paisaje, personaje, presencia… El cine siempre lo ha tenido en cuenta, a pesar de la máxima de un productor de Hollywood que declaró que una película en el mar era sinónimo de fracaso

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

<
>

agenda, arte, CA2M, contemporáneo, david, exposición, Madrid, ocio, planes, punk, torres

La necesidad de lo incómodo

Por Andrés Castaño

Crítico de arte de El Cultural de El Mundo, comisario de exposiciones, profesor de master de ambas facetas, David G. Torres se mueve hasta por los terrenos más pantanosos para descubrir nuevos artistas. Entre sus últimos proyectos de comisariado está el de la exposición 'PUNK. Sus rastros en el arte contemporáneo' que podrá verse desde el 26 de marzo hasta el 4 de octubre en el CA2M de la Comunidad de Madrid.

¿Más crítico que comisario?
Por formación me considero más crítico de arte. No me gusta llamarme escritor por una cuestión de pudor. Practico una escritura tullida. Que es una escritura incapaz de ser imaginativa, que tiene que hablar por boca de otros y que en el fondo es muy contemporánea, utiliza la citación, el corta y pega, que se relacionaría con autores como, salvando las distancias, Enrique Vila-Matas o Javier Cercas.

¿Le resulta que la crítica de arte es muy academicista? 
La crítica de arte no existe. Tal como se entendía antes. Está comida por el periodismo, está usurpada por las necesidades publicitarias, es servicial. Michael Fry, cuando escribió Arte y Objetualidad en el año 58, empezaba el prólogo diciendo, "la crítica de arte cómo yo la entendía, ya no existe". No existe en un formato tradicional que esperamos. Existe como talante, de una manera más híbrida. 

agenda, arte, CA2M, contemporáneo, david, exposición, Madrid, ocio, planes, punk

¿Cuál ha sido la premisa para esta exposición?
Lo que he hecho es buscar si en la producción artística contemporánea era posible oír ese sonido punk. Venía de la intuición de que el background común de los artistas está hecho de ruido, de incomodidad. Tiene que ver con eso. Con que hay algo molesto. De que el ruido sigue ahí.

¿Crees que el rupturismo que supuso el punk está presente en el arte contemporáneo?
Cuanto más distancia tomamos, más razón le damos a William Burroughs cuando decía que las cosas más importante del siglo XX son la bomba atómica y el rock and roll. La bomba atómica como la configuración de un mundo globalizado hecho a base de tensiones y el rock and roll como la externalización de la cultura entendida como conflicto o como momentos de radicalidad.

Si algo nos ha enseñado el siglo XX es del fracaso de la idea de libertad. Formamos parte de un mundo muy codificado en el que la disidencia está permitida. Es la entropía necesaria para que el sistema siga funcionando. Lo cual no quita el intento. La proclama de Malcolm McLaren era 'Fracasa otra vez, fracasa mejor'.

¿El artista maldito y rompedor no existe? Trabajamos con conceptos falsos. El artista maldito nunca ha existido y la idea de lo rompedor nunca ha existido. Nos gusta imaginar la historia de manera heroica.  agenda, arte, CA2M, contemporáneo, david, exposición, Madrid, ocio, planes, punk

¿Qué crees que le puede aportar al visitante esta exposición? Como dice Greil Marcus “Yo no entiendo la cultura desde otro lugar que no sea la disidencia, la incomodidad”. Intentar poner en marcha cierta radicalidad y un pensamiento crítico. Toda exposición es una trinchera, que establece confrontaciones. Pienso siempre en un público joven. Y pienso mucho en la efectividad que pueda tener como referencia. Hay que destrozar los libros de historia del arte para establecer otra genealogía que viene hecha de la radicalidad. 

¿El punk puede seguir tocando a las jóvenes de hoy en día?
Sí. Hay tres elementos que hacen surgir el punk. La idea del terror, de vivir en una sociedad aterrorizada. La idea de la crisis y del no futuro. No futuro: no tengo trabajo y no sé que voy a hacer con mi vida. Y la idea del conservadurismo político. Estamos en un panorama muy similar.

¿Qué sueles aconsejar a tus alumnos?
La necesidad de tener un conflicto. Y el siguiente paso es saber identificar el conflicto. Es crucial saber qué es aquello que no te deja dormir. Casi es psiconalítico. Te puede llevar muchos años identificarlo.

El artista colombiano Iván Argote, que expuso en el CA2M, en una de sus performances planteaba un concurso (Born to curate) en el que un comisario debía organizar mentalmente una exposición en pocos minutos. Te retamos: ¡elije cinco obras de todos los tiempos para una exposición sobre… 'el tiempo' ¡Tiempo!
Una sería Las meninas de Velázquez. A su lado,  El gran vidrio de Marcel Duchamp; uno de los bodegones de Valdés Leal, que son tempus fugit; una performance de Yoko Ono (¿o es de Esther Ferrer?) de una silla dónde pone algo así como 'siéntese aquí hasta morir' o 'siéntese aquí y espere a morir'. Lo del tiempo todo tiene que ver con la muerte. Es muy poco alegre. Y en medio de esa secuencia pondría uno de los grabados de Andy Warhol de la silla eléctrica. Sales de un reconfortado de esa exposición. Donde está la soga (risas).

libro, arte, contemporáneo, emergente, cultura, duende, absoluto

agenda, arte, CA2M, contemporáneo, david, exposición, Madrid, ocio, planes, punk
agenda, arte, CA2M, contemporáneo, david, exposición, Madrid, ocio, planes, punk

La necesidad de lo incómodo