Advertisement

 Delaporte, en Paraíso Festival
 Delaporte, en Paraíso Festival

Paraíso Festival nos trae a Madrid una selección de la mejor electrónica del momento (6 y 7 de junio).

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

<
>

 
El cosmos en una botella de Absolut
 
La botella de Absolut no es solo cristal. Andy Warhol, Keith Haring o Basquiat reinterpretaron su estética en la década de los 80 y se ha vuelto a convertir en lienzo. Diez 'genios' del panorama creativo español han customizado la botella según su disciplina artística, las obras han sido subastadas en el Palacio de las Alhajas y el dinero recaudado ha sido donado íntegramente a la fundación Voces. Ricardo Cavolo -ilustrador näif, artista figurativo, diseñador gráfico colorista- ha decidido reorganizar el cosmos en una botella de Absolut. 
 
¿Más difícil un icono que un lienzo en blanco? Depende de la situación. Pero hay un momento en que un soporte original te ayuda a reorientar ideas y funciona como inspiración.
 
¿Absolut se ha adaptado a Cavolo o Cavolo a Absolut? Siempre que recibo un encargo de alguna marca ya hay una preadaptación de la campaña a mi trabajo. Pero, por supuesto, sin perder mi identidad, yo debo usar mi trabajo para adaptarlo a la campaña y la marca. Es un trabajo bidireccional. 
 
Trabajas diferentes niveles de lectura. ¿De lo general al detalle o viceversa? Antes de empezar con el lápiz ya está -casi- todo en mi cabeza. Intento crear una historia que contar y después añado ciertos matices para hacer más compleja y profunda la historia. 
 
En los últimos años, la publicidad ha puesto el foco en los ilustradores. ¿Es una moda o hay más respeto por el arte? Es obvio que la ilustración se ha convertido en una especie de carta Joker para la publicidad. Creo que tiene algo de moda, pero no me preocupa que caduque esa etapa. Una vez superada, los ilustradores buenos sobrevivirán a las tendencias. 
 
¿Te has arrepentido de algún tatuaje? Nunca. Va en contra de la primera norma de tatuarse. 
 
¿Cuál será el próximo? Ni idea, nunca he planificado los tatuajes. De repente, ocurrirá algo en mi vida y necesitaré tatuarlo. Solo entonces decidiré qué y dónde. 
 
¿Alguna musa? Mi principal musa son las personas que habitan en la cara B de la sociedad. Precisamente ahora me voy a Nueva York a desarrollar en un bosque una instalación sobre los refugiados. 
 
¿Y cuándo regreses? También estoy trabajando en mi próximo libro que publicaré después del verano. Es un proyecto que tengo en mente desde hace diez años. Una especie de enciclopedia ilustrada sobre lo 'outsider'. 

El cosmos en una botella