Advertisement

El Monte de Piedad de Madrid convoca un concurso de microrrelatos inspirados en la institución que premiará al ganador con 1.702 euros

Tras obrar el milagro de los 400.000 espectadores en su versión teatral, 'Los Javis' llevan a la gran pantalla la historia de dos monjas lesbianas y una pareja de adolescentes que creen haber encontrado a Dios en los agudos de Whitney Houston

La Casa Encendida acoge la exposición Drawing on a Revolution, una inmersión total en el particular universo artístico del artista canadiense Marcel Dzama. Un imaginario basado en multitud de referencias e influencias como Marcel Duchamp, Goya, el dadaísmo, Picabia o el Bosco

<
>

 
The root puppets
Esculpir vidas de espuma
 
Por Mónica Caballero 
 
The Root Puppets son expertos en crear marionetas, muñecos, puppets o muppets, esos seres de goma espuma que atrapan la atención de niños y de adultos. Los hemos visto en televisión, teatro, cine, publicidad y música, y son los únicos que naciendo inertes al final cobran vida. ¿Cómo? Miguel Montoya, considerado el heredero español de Jim Henson, nos lo descubre paso a paso. 
 
Suena una máquina de coser al otro lado del teléfono antes de que Miguel Montoya nos descubra cómo se vive dentro de un taller habitado por marionetas y  cuerpos de espuma entre las que destacan las hormigas Trancas y Barrancas o el nuevo ser interdimensional Chuma (mitad del dúo musical Chumi Chuma). 
 
'A mano' es la expresión que más se utiliza en The Root Puppets, el taller madrileño donde convierten seres imaginados en muñecos que son creados para protagonizar obras de títeres, anuncios de publicidad, escenas de cine o un grupo musical. Miguel decidió entrar en este mundo después de aburrirse de sus estudios de Historia del arte.
 
'Me di cuenta de esto de las marionetas ya de mayor. Tengo un tío que es titiritero y me abrió el camino. Pasé de estudiar Historia del Arte a estudiar escultura y ahí me di cuenta de que lo que quería hacer eran muñecos. Hice unas prácticas con la gente que hizo Los Lunnis y Mortadelo y Filemón. Yo no soy un friki de esto, lo he aprendido como el que aprende un oficio'.
 
Aunque no tuviera ese apego por las marionetas desde niño, sí que reconoce el valor y la importancia de Jim Henson creador de Los Teleñecos (The Muppets), 'Él inventó este tipo de muñecos. Convirtió el marco de la tele en el marco de un teatrillo. Empezó a hacer teatro de títeres en la televisión'.
 
En la actualidad aunque continúen existiendo en la pantalla, la tecnología esta ganado terreno a lo artesanal y muchos de los muñecos son creados en 2D o 3D. Ante esta dicotomía Miguel apuesta claramente por lo creado a mano 'en televisión hasta Goma Espuma se pasó al 3D. El muñeco es una cosa que existe. El 3D está muy bien y puedes hacer cosas que con muñecos no podrías hacer, pero al final el muñeco lo puedes tocar, abrazar, para eso sí que soy friki'.
 
Paso a paso
 
De la idea a la materialización hay un largo proceso en el que se ponen en cadena varios pasos de manipulación. Primero la selección de materiales que suelen ser muy parecidos para todos los muñecos 'utilizamos un tipo de gomaespuma que se llama espuma reticulada, que te permite coser y teñirla. Para cubrirlo utilizamos una tela que tenemos que traer de Estados Unidos y que teñimos nosotros mismos y se cose a mano todo'.
 
Desde que el cliente les hace el encargo y están seleccionados los materiales, el proceso continúa: 'Hacemos una maqueta de la que extraemos los patrones que vamos a utilizar para hacer la marioneta ya en grande y hay dos formas de hacerla: por patrones o tallada.
 
En el segundo caso coges un bloque de espuma y  empiezas a tallarla hasta que tienes la forma del muñeco. Si es por patrones lo vas haciendo como en costura y esos patrones te van dando la forma del muñeco. Se tiñe la tela, se forra, se le viste y se le ponen todos los elementos de atrezzo”.
 
El tiempo que emplean en cada creación depende de las medidas y de otros factores: 'Si un muñeco tiene un patrón muy claro o ya hemos hecho otros así, en cuatro días está terminado. En el caso de Chuma, por ejemplo, tardamos dos meses. El diseño era un poco extraño porque hubo que adaptar el diseño de Bakea a un cuerpo humano. Tuvimos que hacer un escalado, después sacar los patrones, esos patrones pasarlos a escala de tamaño real y luego cortarlo. Es el muñeco más grande que hemos hecho'.
 
Es fundamental que el muñeco tenga expresividad, que sea creíble y que tenga 'alma'. En la mayoría de los casos, todo ese poder se concentra en la cara, pero Miguel apunta otros factores a tener en cuenta. 'Es muy importante la manipulación o el guión. Hemos tenido muñecos que no han funcionado como el 'Franco' que hicimos para el programa El Intermedio, se cansaron y lo quitaron'. 
 
Cada muñeco forma parte de la historia no sólo de los clientes sino también de The Root Puppets y de Miguel Montoya, como a quién se le formula la estúpida pregunta: ¿A quién quiere más, a papá o a mamá? Miguel responde: 'Si no  fuera porque Trancas y Barrancas nos han dado tanto curro, diría que Chumi Chuma es mi muñeco favorito porque es muy original. Es un tipo que físicamente parece muy agresivo, esa especie de toro, con cuernos, con un solo ojo, pero luego es muy tierno. Lo malo que tiene es que es blanco y se mancha mucho'.   
 
Chumi Chuma en concierto el 9 de abril en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid

El heredero de Los Teleñecos