Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

 
Arquitectos del Fútbol
 
XavIniesta: así se llama el que para mí ha sido el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos… Hubiera merecido varios balones de oro, pero no Xavi o Iniesta, sino XavIniesta, la suma de ambos… Nunca un equipo supo ejecutar mejor una idea que con esta pareja de peloteros. Uno, arquitecto del fútbol; el otro, ingeniero de sueños… El 6 y el 8 en el Barça, el 8 y el 6 en la selección… La historia del fútbol no podría entenderse sin XavIniesta…
 
Ellos fueron la clave en el mejor Barça de la historia, es decir, en el mejor equipo de fútbol, a nivel de clubes, que se recuerda… En el período más exitoso estuvieron bajo las órdenes de Pep Guardiola, sí, y con un tal Messi como compañero de equipo, sí, pero ellos marcaron el paso, ellos sacaron la batuta y pusieron al resto (incluidos Messi y Guardiola) a bailar al ritmo que ellos impusieron… Jugadores capaces de inventar pases imposibles, de trazar líneas solo visibles en sus mentes, capaces de saber siempre qué iban a hacer con el balón antes de recibirlo de otro compañero… Mentes privilegiadas al servicio del fútbol y de los compañeros
 
Nunca pelearon por premios individuales pero sí de equipo, y lo ganaron todo… Porque ellos son también los responsables máximos de los éxitos de la selección española, protagonistas estelares de la mejor etapa de la historia de la Roja, decisivos en algo que hasta ahora ninguna otra selección ha logrado: ganar Eurocopa, Mundial y Eurocopa de manera consecutiva… Todo eso fue posible gracias a XavIniesta… Sin él, sin ellos, Messi no ha sido todavía capaz de ganar nada con Argentina… Sin él, sin ellos, Guardiola por ahora solo ha podido ganar la Bundesliga en Alemania, pero no el gran título europeo… 
 
El tiqui-taca nació con ellos, el fútbol de toque llevado a su máxima expresión, el defenderse con la pelota, la obsesión de pelear por tener el control del balón desde el primer al último minuto, el ganar los partidos jugando bien, siendo los dueños del balón… Esa fue su máxima, su filosofía, y alrededor de ella danzaron todos con la azulgrana o con la roja… Esa idea futbolística que luego tantos clubes y tantas selecciones han pretendido imitar, pero no han podido, se han quedado en copias, algunas mejores, otras peores, pero nunca llegando al nivel de la idea original llevada a la práctica como nadie lo había hecho antes por XavIniesta… Jugar bien para ganar; jugar bonito para ganar; ganar a través de la posesión y el fútbol de toque… Hacer del fútbol, e incluso de la vida, un gran rondo, un rondo gigante e interminable donde nadie era capaz de quitarles la pelota…
 
Humildes como pocos, nunca buscaron los focos, siempre fueron comparsas de Messi y Cristiano en las grandes galas de los mejores premios… Siempre actores secundarios de una película que en el fondo dirigieron ellos durante una larga década, la mejor década en la historia del FC Barcelona y de la Selección Española… El fútbol les debe un balón de oro por lo que ganaron pero, sobre todo, por lo que influyeron en la historia de este deporte… El fútbol le debe un inmenso balón de oro a XavIniesta.   
 
Manu Carreño (Valladolid, 1969) es periodista deportivo.
 

Arquitectos del fútbol