Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

 
Erotismo ilustrado
 
Por R.Q
 
Ninguna ley prohíbe consumir erotismo antes de los 18 años, pero aprendemos que es algo clandestino. Para consumir en soledad y siempre con luz tenue. Un día nos hacemos mayores de edad y seguimos igual de fascinados con la sensualidad, pero nunca nos abandona esa sensación de prohibido… Diez ilustradores españoles desde Ricardo Cavolo a María Diamantes, María Herreos o Paula Bonet… ponen luz a los dos rombos en el libro Cuando el negro se hace rosa (Lunwerg). Diez obras sobre sexualidad sin filtros. Cuatro de ellos nos hablan de sus mitos del erotismo y sus iconos personales. 
 
SERGIO MORA
'Mi ilustración en el libro es una versión de un cuadro que pinté en 2007. Había vuelto de Los Ángeles y regresé muy influenciado por la cultura del tatuaje, las pin ups y la ciencia ficción de los años 50'. 
'La teta de Sabrina fue sin duda un momento culminante en mi adolescencia. Lo grabé en una cinta VHS y lo pasaba para adelante y para atrás de forma obsesiva'. 
'Mi padre tenía en su librería La muchacha de las bragas de oro, de Juan Marsé. De pequeño lo leía escondidas y formó parte de mi despertar sexual'. 
'Mi gran icono es (el cineasta) Georges Méliès. Lo llevo tatuado'
 
CHAMO SAN
'La ilustración fue antes que el texto. Tenía que ser una imagen que relatara el acto sexual, sin tocar la pornografía. Para mucha gente, el porno es la única fuente gráfica vinculada al sexo y todos los que lo hemos practicado alguna vez, sabemos que hay bastante diferencia entre el porno y el sexo real. Lo que más me interesaba es esa especie de trance en el que a veces puedes llegar a perderte, mientras te fundes con la otra persona'. 
'Entre las obras eróticas que me han influido: Klimt, Schiele, Dalí, Kent Williams, João Ruas, James Jean, Soey ‘Milk, Ashley Wood, Dorian Vallejo, Jeremy Enecio, Erik Jones, Johan Barrios o Miles Johnston'. 
'El libro Porno, de Irvine Welsh, es la obra erótica más obvia que recuerdo. Lo bueno de las escenas de sexo en los libros es que cada uno imagina algo totalmente diferente pero, pese a las diferencias, el sexo es un lugar común en el que todos nos sentimos de manera similar'.
 
DAVID DE LAS HERAS. 
'La ilustración está inspirada en un relato de Eduardo Galeano de El libro de los abrazos. Me gustaba la idea de que el amor y el sexo de alguna manera fuese algo que nos prendiera y que hiciese que lo quemase todo. Fuego destructor pero, al mismo tiempo, renovador.
'Me gusta la forma tan poética en que Magritte y Edward Hopper representan las ideas. Pero desde el punto de vista más erótico, Milo Manara y El Víbora'. 
'Amarcord, Félix González Torres y mi madre son mis grandes iconos'.
 
AMAIA ARRAZOLA
'Para crear la ilustración me inspiré en el sexo que te imaginas; que no sucede en cruzarse la mirada o rozarse la palma de la mano'.
'Me flipan los dibujos eróticos de Alphachanneling'.
'La primera ilustración erótica que recuerdo era una de Quino. El libro se llamaba Gente en su sitio y la cosa iba de sexo cibernético. Supongo que en aquella época sería una novedad…'. 
'El gran icono de mi vida es mi madre, que para algo me parió'.  

Erotismo ilustrado